Marco Asensio tiene un muerto o “¿Si Florentino Pérez cuenta la verdad?" | EFE

Marco Asensio desatado: “Páralo”. Aviso a Florentino Pérez (y al Real Madrid)

stop

El delantero español pone patas arriba Valdebebas

23 de septiembre de 2018 (10:09 CET)

El Real Madrid se llevó los tres puntos ante el Espanyol el pasado sábado en el Santiago Bernabéu gracias a Marco Asensio. El delantero español marcó el único gol –que el VAR dio por bueno- en un partido marcado por el ritmo lento de los de Julen Lopetegui.

Un ritmo que, viendo la reacción de la grada de la casa blanca en la segunda parte, no acaba de enamorar a la afición merengue. Sí que lo hace Asensio, un jugador que cada partido que juega va a más y que, tras la salida de Cristiano Ronaldo del Madrid, está desplegando su mejor versión sobre el campo.

Ya no tiene la presión de tener que hacer partidos brillantes para poder optara tener minutos de calidad. Ya los tiene. Asensio es hoy un fijo en la delantera del Real y cuenta con el apoyo total de un Lopetegui que, además, le da libertad para moveré por todo el ataque merengue.

Y el mallorquín está aprovechando mejor que nunca esa ventana que se le ha abierto con la fuga de CR7. Con el gol ante el Espanyol, el mallorquín se ha visto implicado en seis goles de los blancos. En lo que llevamos de Liga ha dado dos asistencias y ha provocado tres penaltis.

Marco Asensio | EFE

Marco Asensio desatado

Y el balear está más que feliz. Es consciente que tiene el apoyo del banquillo y de la grada. Pero tiene un problema, y no uno menor. Y es que no son pocos en la zona noble del Bernabéu los que aseguran que Florentino Pérez, por mucho que Marco esté demostrando que puede ser titular fijo, sigue teniendo en mente el fichaje de Neymar.

Y es que la palabra obsesión no es una exageración en este caso. El presidente va como loco por ver al brasileño vestido de blanco, y si eso implica tener que olvidarse de Asensio, lo hará sin problemas.

Y el español lo sabe. De hecho, ya ha mandado muchos avisos a través de su entorno al club: “Si viene, me voy”. Unos avisos que, tras el partido de ayer, cobran aún mayor importancia.

De hecho, cuentan desde dentro que cada vez que suena el nombre del carioca, Asensio se pone de los nervios. No entiende qué más tiene que hacer para ganarse la confianza de un Florentino al que tiene entre ceja y ceja. Es más, no han sido pocas las veces que a Ramos y al resto de pesos pesados del vestuario les han tenido que pedir que frenasen el cabreo del extremo: “Páralo”.

Un cabreo que va a más y que va a ser muy difícil de frenar si Pérez continúa con Ney en la cabeza. El lío con Asensio ya se está calentando. Y no tiene buena pinta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad