Marco Asensio cuenta la traición de Cristiano Ronaldo en el Clásico

stop

El mallorquín se va de la lengua y deja por los suelos al portugués

23 de diciembre de 2017 (17:09 CET)

Finalmente Marco Asensio empezó el Clásico en el banquillo. Zinedine Zidane decidió apostar por un once más trabajador que creativo con la intención de frenar el juego blaugrana.

Algunas voces lo situaban a él, junto a Isco Alarcón y Gareth Bale, en el once para intentar ganar a los de Ernesto Valverde y así recortar la diferencia de puntos (11 con los blaugrana habiendo jugado un partido más) y volver a la lucha por la Liga.

Pero no, Zidane dio entrada a Kovacic, Casemiro y Kross, tres perros de presa que tenían órdenes de impedir que Messi corriese a su aire por el campo. Con la estrepitosa derrota quedó claro que el míster se había equivocado.

Se va de la lengua

Al poder disfrutar del partido desde el banco, Asensio tuvo tiempo de contar uno de los secretos mejores guardados del Madrid esta última semana. Un secreto que deja en muy mal lugar a Cristiano Ronaldo y a Zidane.

Según ha explicado Marco, y tal y como avanzó Diario Gol durante los días previos al partido, Cristiano habría hablado largo y tendido con Zidane sobre un jugador: Isco Alarcón.

El portugués presionó a su entrenador para que dejara en el banquillo de cara al Clásico al español y diera entrada a Gareth Bale. Un Ronaldo que se siente mucho más a gusto con el galés en el terreno de juego que no con el andaluz.

Una presión que ya ha salido a la luz en boca de un Asensio que, por mucho que pudiese jugar unos minutos ya con el partido sentenciado, volvió a ser uno de los sacrificados de su míster.

No es el único

Lo curioso del tema es que está presión de Cristiano a Zidane para que sentase a Isco ante el Barça también vino por otro lado. CR7 no fue el único en pedirle/exigirle que el español no entrara en el once.

Nada más y nada menos que Florentino Pérez fue quien decidió coger el teléfono y llamar a Zizou para pedirle exactamente los mismo. El presidente quería ganar el vital partido sí o sí y sabía que con Gareth en el campo la defensa culé sufriría mucho más.

Un Florentino que vio como Zinedine no le hizo caso, ni a él ni a ‘Cris’. Algo que, aunque de momento aún sea pronto, puede que haya sido una de las decisiones que hayan acabado con el francés en el Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad