Asensio trata de zafarse de la presión del Athletic Club / EFE

Marco Asensio avisa: Florentino Pérez va en serio. Es del Barça (y no es Umtiti)

stop

El balear sabe de buena mano que el presidente del Real Madrid tiene en mente una operación que puede hacer temblar el mercado

Madrid, 19 de abril de 2018 (15:31 CET)

Mientras deambula por la Liga a la espera de que llegue el Clásico para sentir que compite por algo en una competición que pudo haber terminado en enero, el Real Madrid fija la mirada en Munich e, inevitablemente, en la próxima temporada.

Del pase o eliminación del equipo blanco en las semifinales de Champions League se desprenderán muchas decisiones de cara al próximo curso. Se decidirá si Zidane sigue, y en qué condiciones, y también cómo de profunda es la renovación de la actual plantilla.

Quien es indiscutible como estrella de presente y futuro es Marco Asensio. Y el balear no le hace ascos a los privilegios que esta posición otorga. Su palabra va cogiendo peso en el club y a través de él puede cuajarse un fichaje para la próxima temporada.

A través de él, y de Isco. Ambos mantienen buena relación con la oleada de jugadores más jóvenes de la selección española y uno de ellos está en el punto de mira de Florentino Pérez. Un ex del Barça, Thiago Alcántara, gusta mucho en Chamartín.

Thiago celebra su gol al Bayer Lerverkusen / EFE

El error que empezó todo

Ante el Celta, el Barça se dejó dos puntos y la identidad. Los aficionados barcelonistas y todos los medios deportivos se hicieron eco de la transformación vivida por un equipo que en unos años ha pasado de nutrirse de la cantera a no contar con ningún jugador de su futbol base en el once que dispuso en Galicia.

Visto en perspectiva, la venta de Thiago fue uno de los primeros síntomas de esa mutación. El centrocampista hispano-brasileño era a todos ojos el relevo de Xavi Hernández y el Barça le dejó escapar por 25 millones de euros.

El discípulo de Guardiola aprendió del técnico catalán en Alemania, y ahora, Florentino medita que su fichaje puede suponer la estocada definitiva a los valores azulgranas, y la consolidación de su apuesta de los últimos años.

Thiago entrena junto al exmadridista James Rodríguez / EFE

La última pieza del puzle

El presidente merengue y su dirección deportiva están optando por juntar en el Bernabéu a jugadores españoles que puedan formar la base de la selección española y contar con Thiago sería cuadrar el círculo.

Junto a Isco y Asensio, el ex jugador culé formaría un centro del campo envidiable, español y a bajo precio. En la calculadora del Madrid fijan el precio de Thiago en 80 millones de euros, una ganga que además podrían abaratar gracias a James Rodríguez.

El colombiano tiene una cláusula de compra al final de su cesión en el conjunto bávaro por valor de 40 millones de euros. Descontando este dinero, Thiago llegaría al eterno rival de su primer equipo por prácticamente lo mismo que André Gomes acabó en el Camp Nou. Una jugada maestra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad