"Manita al Barça". La última vacilada en el vestuario del Real Madrid

stop

Los jugadores blancos desprecian al gran rival y sueñan con una temporada histórica

Sergio Ramos levanta la undécima | EFE

08 de septiembre de 2016 (11:51 CET)

El Real Madrid vive en un estado de euforia permanente desde el día que ganó la Undécima. Ni los seis fichajes del Barça ni los problemas económicos que atormentan a Florentino Pérez parece preocupar lo más mínimo a los futbolistas y a los aficionados blancos. En el Bernabé están convencidos de que el fútbol español ha entrado en una nueva era gloriosa y sueñan con un Madrid pentacampeón. Con un Madrid que esta temporada conquista la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, la Liga, la Copa y, obviamente, otra vez la Champions.

"Vamos a meterle una manita al Barça", se ha escuchado en los últimos días en el vestuario del Bernabéu. Muchos jugadores están hartos de tantos elogios al juego del eterno rival. De su dominio en España durante la última década. "Tenemos plantilla suficiente para ganarlo todo. El Barça no nos da miedo. Somos mejores", insisten en el club blanco.

Cristiano Ronaldo es, posiblemente, el más optimista. El portugués se juega mucho. Es el gran favorito para ganar el Balón de Oro en 2016. Será el cuarto y ya ambiciona el quinto para igualar el palmarés de Leo Messi. Bale, con quien apenas se habla, comparte el optimismo de CR7. "Si Cristiano recupera su mejor nivel, nadie podrá con el Madrid. Bale está que se sale, Modric es el mejor centrocampista de Europa y Kroos todavía puede subir su nivel", recalcan en la capital de España.

El Madrid sueña con una temporada histórica. Con un cinco de cinco. En cualquier caso, no podrá igualar los seis títulos que ganó el Barça en 2009. Le faltará la Supercopa de España porque la temporada pasada no ganó ni la Liga ni la Copa. Por eso, las comparaciones con el equipo de Pep Guardiola son odiosas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad