Vázquez no calla: chivato, traidor o vendido (y el lío arrastra a Ramos) | EFE

Lucas Vázquez a Sergio Ramos: “Hay que echarlo” (o lío en el Real Madrid. Y gordo)

stop

El vestuario blanco fulmina aun peso muy pesado

10 de junio de 2018 (10:06 CET)

Con la mente puesta en el Mundial de Rusia 2018. La selección española anda concentrada en el primer partido que disputará el combinado de Julen Lopetegui de la cita internacional oficial, que se celebrará el próximo viernes contra Portugal.

La Roja ganó este sábado el último amistoso previo a la competición contra Túnez (1-0), aunque no terminó de convencer.

Muchos de los jugadores son conscientes de que les falta un punto de intensidad si quieren hacer algo importante en el torneo y durante los próximos días terminarán de pulir los detalles que les permitan aspirar a algo grande.

España tunez

El Real Madrid es actualidad en la Roja

Pero los  temas concernientes a la selección no son los únicos que se tocan estos días en el vestuario del combinado español. Sobre todo entre los miembros del Real Madrid, a los que la noticia de la marcha de Zinedine Zidane dejó helados e inmersos en un mar de dudas sobre lo que ocurrirá con la plantilla la próxima temporada.

Un asunto que preocupa sobre todo a jugadores con menos peso en el equipo como Marco Asensio o Lucas Vázquez, que tenían una idea de las decisiones que tomarían a final de curso pero que han cambiado de opinión después de la renuncia del míster al cargo.

Lucas vazquez y Marco Asensio

Bale pone en jaque a Lucas Váquez

Vázquez, por ejemplo, estaba convencido de que Gareth Bale no seguiría en el Madrid. Zidane relegó al banquillo al de Cardiff durante buena parte de la temporada. Le quitó los galones de titular. Una situación que abría las opciones de Lucas a la titularidad. El extremo internacional dejaría de tener competencia en su posición.

No obstante, la venta del galés no esta tan clara. Florentino Pérez lo ha declarado como transferible, pero cualquier decisión está a expensas del nuevo técnico que aterrice en el Santiago Bernabéu. La salida de Zidane, al que Bale apuñaló, le coloca con ventaja en el nuevo curso.

“Hay que echarlo”, opina el gallego en su círculo cercano del vestuario blanco, que si por un momento ve un atisbo de que Bale pueda quedarse, hará las maletas sin dudar. Y no es el único que lo quiere fuera.

Sergio Ramos y compañía tampoco quieren a bale

Sergio Ramos y otros pesos pesados de la plantilla blanca tampoco quieren ver al galés ni en pintura a su vuelta al trabajo con el club. Los cracks no olvidan algunos de los gestos del delantero británico que han denotado en el de Gales un pasotismo brutal durante gran parte de la temporada.

El día que fue suplente contra el Leganés y salió con zapatillas deportivas al banquillo, teniendo que volver a cambiarse a medio encuentro, es una muestra de la desidia del atacante durante gran parte de la temporada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad