Los tres jugadores del Real Madrid que frenan el fichaje de Pogba

stop

Los pesos pesados del equipo blanco se posicionan en contra del centrocampista francés

Los jugadores del Real Madrid celebran su clasificación para las semifinales de la Champions / EFE

25 de junio de 2016 (16:30 CET)

Zinedine Zidane priorizó el fichaje de Paul Pogba en la reunión que mantuvo con Florentino Pérez y con José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid, para planificar la próxima temporada. El técnico francés ensalzó la calidad técnica del futbolista y, sobre todo, su potencia física para elevar las prestaciones del equipo. En la plantilla madridista, sin embargo, la contratación del jugador de la Juventus suscita algunos recelos. Los más contrarios a su fichaje son Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y Gareth Bale. Por diferentes motivos.

Cristiano Ronaldo recela de Pogba porque quiere seguir siendo el líder del equipo. Al delantero portugués le molestaron unas declaraciones de Mino Raiola en las que el representante italiano aseguraba que Pogba no asumiría ser "el número dos del equipo". A CR7, además, le preocupan las elevadas pretensiones económicas del centrocampista internacional y la prima de fichaje que pide su agente.

Bale y Ramos también tienen dudas sobre la idoneidad de fichar a Pogba por motivos económicos. El galés y el capitán son, después de Cristiano, los jugadores mejor pagados del Madrid y saben que el centrocampista francés pide 15 millones de euros netos por temporada. Es decir, mucho más de lo que cobran ellos.

Tensiones internas

Los tres pesos pesados del Madrid creen que el fichaje de Pogba puede comportar algunas tensiones internas y recuerdan que es un futbolista muy controvertido y egoísta. A CR7, Bale y Ramos no les gusta que el futbolista de la Juventus sea el próximo galáctico del equipo y avisan de que su representante siempre presiona a los clubes con aumentos salariales bajo amenaza de cambiar de equipo. Y ponen como ejemplo a Ibrahimovic.

Florentino Pérez, por su parte, también tiene dudas. Al presidente del Madrid no le gusta el talante del futbolista ni las presiones de su representante, que ha narrado las negociaciones con el club que él preside.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad