Los tres cracks que Zidane eligió para vender a Cristiano Ronaldo

stop

El técnico del Real Madrid quería desprenderse del astro portugués en verano

El Real Madrid tiene un problema creciente en Cristiano Ronaldo | EFE

29 de septiembre de 2016 (12:28 CET)

Zinedine Zidane siempre ha sido un hombre de club. Fiel a Florentino Pérez. El técnico del Real Madrid, una persona muy tranquila, calla sus divergencias con el presidente. Unas divergencias que fueron importantes el pasado verano, cuando el entrenador y el máximo dirigente planificaron la actual temporada. Entonces, Zidane recomendó las ventas de James Rodríguez y Cristiano Ronaldo. A cambio, exigió los fichajes de Pogba, Hazard y Griezmann. De uno, de dos o de los tres.

Florentino Pérez rechazó la petición de Zidane y le argumentó su postura. En el caso de James le recordó que había sido el máximo goleador del Mundial y que es un futbolista básico para la expansión comercial del Real Madrid en Sudamérica. En el caso de Cristiano, le dijo que su venta sería muy impopular. Que manejaba encuestas que desaconsejaban un traspaso del astro portugués por muy millonario que fuera. Le reconoció, eso sí, que él también se había planteado la salida de CR7 porque quería recuperar gran parte de la inversión realizada en 2009.

Zidane le pidió que se replanteara la salida de Cristiano Ronaldo y le ofreció tres alternativas que ilusionarían a la afición del Real Madrid. En primer lugar le recomendó que fichara a Pogba, un centrocampista muy físico y con un buen manejo del balón. Le dijo que sería un jugador básico para la entidad en los próximos años y el máximo dirigente negoció con la Juventus y con el representante del francés, Mino Raiola. Las cifras (105 millones para el club turinés y 15 para el agente) asustaron a Florentino.

El técnico francés también recomendó a Hazard y, sobre todo, a Griezmann, cuyo fichaje debilitaría a un rival directo, el Atlético de Madrid. El precio de la operación era de 80 millones de euros, pero Florentino no quiso enemistarse con el club rojiblanco y rechazó el fichaje del delantero francés. Personas próximas a Florentino también le recomendaron la contratación de Griezmann.

Tres meses después, el Madrid sigue con lo puesto. Zidane quería renovar su plantilla y prescindir de Cristiano Ronaldo por considerar que el portugués manda mucho en el vestuario. Estaba convencido de que podía suplir su baja, pero Florentino se opuso y hoy lamenta las tensiones entre su capataz y su estrella.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad