Los tres cracks del Real Madrid que Florentino Pérez quiere cargarse (y no sabe cómo)

stop

El presidente quiere desmontarle medio equipo a Zidane

Florentino Pérez interviene en uno de los fichajes del Barça | EFE

19 de enero de 2017 (10:26 CET)

Se agravan los problemas. Las dos derrotas consecutivas están causando estragos en el Real Madrid. Después de sumar 40 victorias seguidas nadie se esperaba un doble tropiezo. Menos en un momento tan importante.

El conjunto de Zinedine Zidane se juega la Copa y en Liga cedió un terreno peligroso al perder con el Sevilla. Los andaluces están a un punto y el Barça a dos. Los blancos dependen de sí mismos. Pero si el partido aplazado ante el Valencia no se gana la cosa se puede complicar. Y mucho.

Adiós a la inercia ganadora

Las victorias taparon las carencias del equipo. El equipo no jugaba bien y la actitud de algunos jugadores dejaba que desear. Pero el balón entraba.

Si un crack no aparecía en un partido no pasaba nada. La inercia ganadora se ocupaba de todo. El problema llega cuando los mejores deben tirar del carro y no lo hacen

Las cosas se han torcido de un día para otro. El rumbo triunfante del Madrid ha cambiado peligrosamente y las rencillas en el vestuario han aumentado con los malos resultados.

Se avecina un problema grande en la plantilla. Los peces gordos fueron señalados en Ramón Sánchez Pizjuán y en el Santiago Bernabéu ante el Celta. El equipo es un polvorín a punto de estallar.

Reformas en la plantilla

Florentino Pérez lo quiere evitar a toda costa. Cree que el proyecto puede tener continuidad. Pero solo se dará si realiza una limpieza profunda en el vestuario. Si quita las manzanas podridas del saco.

El presidente sabe quiénes son. La única opción para prolongar el ciclo victorioso de Zidane es ponerlos a la venta. Buscarles una salida.

En la lista de transferibles

Cristiano Ronaldo es el primero de la lista de transferibles. El dirigente blanco quiso venderlo en verano.

El jugador estaba en un buen momento y era la oportunidad para sacar una buena cantidad por él. La Undécima, la Eurocopa y el anunciado Balón de Oro frenaron la operación.

Lo mejor del luso ya se ha visto y cada vez son más los conscientes de que CR7no volverá a ser el que fue nunca más. Su estado va en caída libre.

Sergio Ramos también está en la puerta de salida. Ha sido decisivo en los partidos más importantes del conjunto blanco. Pero solo eso. Sus goles-milagro no justifican el sueldo desorbitado que ingresa el andaluz.

En la cúpula consideran que el capitán se ha acomodado y su actitud de sobrado cada vez molesta más en el seno del club. La última fue la vacilada en Sevilla y el posterior gol en propia puerta.

Karim Benzema es el otro señalado en rojo. Los mejores días del francés ya pasaron y en los últimos partidos no es más que una caricatura del delantero que llegó del Olympique de Lyon en el 2009.

Buscan soluciones

Existen dos problemas con el ariete. Las ofertas que llegan no superan los 40 millones que pretende el Madrid y Zidane no quiere perder a su protegido.

Más problemas. Los tres futbolistas son símbolos de la entidad e ídolos de muchísimos seguidores. La venta de cualquiera de los tres le echaría a la afición encima. Nadie en el Bernabéu perdonaría la salida de uno de sus favoritos.

El presidente busca la fórmula para llevar a cabo sus intenciones y contentar a todos. El revuelo que provocarían estas salidas solo se tapan con incorporaciones galácticas. A Pérez se le acumula el trabajo.