Los sospechosos de Zidane en el Real Madrid

stop

El técnico francés sentencia a tres futbolistas, con el visto bueno de Florentino Pérez

Zinedine Zidane

25 de marzo de 2016 (16:23 CET)

Zinedine Zidane ha cambiado de estrategia. El técnico francés, harto de la falta de compromiso de algunos jugadores, ha empezado a tomar decisiones drásticas en el Real Madrid. Isco y James, dos futbolistas que se enfrentaron a Rafa Benítez, tampoco tienen una buena sintonía con Zizou, que ha prescindido de ellos por bajo rendimiento. El entrenador también ha rebajado el protagonismo de Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid.  

El pasado 4 de enero, Zidane sustituyó a Benítez y se puso en manos de los jugadores. Mucho más tolerante con los futbolistas, dio un margen de confianza a la plantilla, pero pronto se percató de que muchos jugadores estaban desconectados. Los casos más evidentes eran los de James e Isco, asiduos en la noche madrileña y demasiado irregulares en el campo.

El futuro de ambos jugadores es incierto. Florentino Pérez ya ha puesto al andaluz y al colombiano en el mercado. Escuchará ofertas por ellos. Espera ingresar entre 60 y 70 millones de euros por los dos futbolistas, que tienen un gran cartel en Inglaterra.

Sergio Ramos, el capitán

Zidane también está decepcionado con Sergio Ramos. Florentino Pérez ya le avisó de que el rendimiento del capitán había caído en picado desde que renovó su contrato, el pasado verano. El defensa andaluz no ejerce de líder y al presidente le molesta mucho que no se posicione al lado de la entidad en algunos temas delicados. En el Bernabéu también están hartos de sus constantes escapadas a Sevilla.

Los tres jugadores ya saben que no cuentan con la protección de Zidane. Los tres recelan del técnico francés, a quien ven como un técnico demasiado fiel a Florentino Pérez.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad