Zidane | EFE

Los sentenciados de Zidane: un “vividor”, un “traidor”, un “cara dura” y un “chivato”. Y los quiere fuera del Real Madrid

stop

El técnico galo pasa la lista de descartados a Florentino Pérez

27 de mayo de 2020 (12:28 CET)

La cuenta atrás ha empezado. La liga regresa en dos semanas. El balón volverá a rodar el segundo fin de semana de junio. Y como en todos los clubes de España, en el Real Madrid andan ultimando los preparativos para llegar en condiciones al reinicio de la competición.

Pero la atención en Chamartín no está puesta solo en el equipo y en la vuelta al ruedo. En los despachos continúan hacia adelante con la planificación de la temporada que viene que han estado poniendo en marcha durante los días de cuarentena.

Los pretendidos del Real Madrid

Son varios los nombres que suenan en el entorno madridista. Que si Harry Kane, que si Kylian Mbappé, que si Eduardo Camavinga, que si Paul Pogba, que si Donny van de Beek… la lista de pretendidos es larga de narices.

Pero si algo tienen claro en el Madrid es que para entrar primero hay que dejar salir. Y es que los merengues afrontan un curso con demasiados efectivos. Entre los miembros actuales de la plantilla y los cedidos que deben volver en verano, la plantilla se va del límite de jugadores que quiere Zizou. Y el técnico ya ha puesto la cruz a unos cuantos jugadores.

Un “cara dura”

El primero de ellos es Gareth Bale, al que más de uno en Chamartín llama “cara dura”. Tras siete años en el Real Madrid, el galés sigue sin mostrar una pizca de compromiso con el club. Y se niega a salir porque en ningún club están dispuestos a pagarle los 17 millones limpios que cobra por temporada.

Este curso el técnico le dio una última oportunidad. Tras soltar aquello de “si se va mañana, mejor” en la rueda de prensa posterior al primer partido de la pretemporada, aceptó reabrirle las puertas del equipo. No llegó ninguna oferta a la altura por el futbolista y Florentino convenció al técnico para que lo reintegrara en el grupo. Pero la actitud de Bale sigue estando muy lejos de lo que se espera de un galáctico en el Madrid. Y eso que estaba llamado a recoger los galones de Cristiano Ronaldo.

Así las cosas, el técnico le ha pedido al presidente que le de salida en verano. Aunque ello implique dejarlo salir a un precio low cost.

Un “vividor”

El segundo descarte en la lista de Zidane es James Rodríguez. El técnico ya le dejó claro a principios de temporada que no contaba con él. Y las pocas oportunidades que le ha dado este curso corroboran que no es un jugador al que el entrenador tenga en cuenta.

Un James al que algunos empiezan a llamar “vividor”, pues a pesar de saber que no pinta demasiado, se niega a salir si no es cobrando los 8,5 millones que gana en el Real. Porque ofertas no le faltan. Manchester United, Everton e Inter de Miami han preguntado por él. Pero mientras ninguno cubra su ficha no moverá ni un pie de Chamartín.

Un “traidor”

El tercero en discordia es Isco Alarcón. Zidane ya le quiso fuera en el pasado. Y también cuando cogió las riendas del equipo en su segunda etapa. Pero el jugador antepuso sus intereses personales a los de la entidad. Prefirió quedarse por dos motivos.

Primero, porque su pareja Sara Sálamo estaba embarazada. Y quería estar en Madrid, cerca de los suyos y de los hospitales españoles, durante la gestación.

Por otro lado, quería mantener sus posibilidades de entrar en la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa. No se la quiso jugar a irse a otro club, no encajar y verse relegado al banquillo o a la grada. Porque en el Madrid no juega demasiado tampoco, peor al menos está a la vista del asturiano.

Isco Alarcon | EFE

Además, en Chamartín nadie olvida que Isco amenazó con irse al Barça cuando estaba negociando su renovación por el Real Madrid. Y muchos no ven otra cosa en el andaluz que a un “traidor”. Así lo definió el periodista Juan Luis Galiacho en un artículo publicado en El Confidencial.

Un “chivato”

Otro de los descartes innegociables es Brahim Díaz. El ex del Manchester City y fue un fichaje del presidente. Zidane nunca lo quiso. Y este curso solo ha contad con él para partidos menores o cuando las lesiones le han obligado a tirar de banquillo.

Brahim Díaz | EFE

Además, el técnico sabe de la relación que Brahim tiene con el ‘presi’, al que le larga todo lo que pasa en el vestuario. Y el míster no quiere “chivatos” en el grupo.

Los otros descartes de Zidane

No son los únicos. La lista negra de Zidane sigue con Mariano Díaz, con el que tampoco cuenta; con Eder Militao, al que Zidane no pidió y no ve capaz de asumir galones en la defensa; con un Marcelo al que ya considera en declive; y con un Vinícius del que no espera que se convierta en el crack que le vendieron que sería desde la cúpula el pasado verano. Y hay que ver que ocurre con Modric.

El croata termina contrato en junio de 2021 y no existen intenciones en el club de renovarlo. Y si no hace las maletas este verano, el que viene se irá con la carta de libertad.

Jugadores que, para que entren nuevos fichajes, tendrán que salir. Veremos a cuantos puede facturar Florentino este verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad