Los muertos en el armario de Florentino Pérez

stop

El presidente del Real Madrid se ha cargado a varios periodistas que se mostraban muy críticos con su gestión

Florentino Pérez hace una llamada definitiva | EFE

04 de junio de 2016 (15:39 CET)

Florentino Pérez es el ser superior. Al menos, en el Real Madrid. Su autoridad no se discute en el Bernabéu. Sus directivos y colaboradores saben que no tolera bien la discrepancia y saben también que se ofusca cuando un medio de comunicación publica una información de su agrado. Él siempre pensó que la prensa tendría que estar a su servicios y varios han sido los casos de periodistas que han pagado muy cara sus información críticas con el máximo dirigente.

Los últimos damnificados por las presiones de Florentino Pérez han sido Santiago Segurola, ex director adjunto de Marca, y Diego Torres, el redactor que cubrías las informaciones del Real Madrid para El País.

Florentino tenía a Torres entre ceja y ceja desde hace años. En el pasado ya había pedido su cabeza, pero nunca se la habían concedido en el Grupo PRISA. Antonio Caño, el actual director y asiduo al palco del Bernabéu, se la concedió recientemente. La excusa fue un tuit del periodista en el que acusaba al futbolista Arbeloa de ser "un artista de la genuflexión". Torres fue especialmente crítico con el ex entrenador del Real Madrid José Mourinho en los años más duros para el club.

Relaño, Segurola y Lama

Florentino también ha movido los hilos para cargarse a Alfredo Relaño, el director del diario deportivo AS. De momento, no lo ha conseguido, aunque no dudó en demandar al máximo responsable del diario deportivo del Grupo PRISA tras unas declaraciones del economista José María Gay de Liébana en las que éste vinculaba algunos fichajes sonados con sus negocios en Suramérica. Una vinculación que antes habían denunciado otros medios.

Santiago Segurola, uno de los grandes téoricos del periodismo deportivo, tampoco era del agrado de Florentino Pérez, quien celebró el cambio en la dirección del Marca. El presidente del Real Madrid nunca tuvo una buena sintonía con Óscar Campillo. Mucho más fluidas son sus relaciones con Juan Ignacio Gallardo. El otro periodista del diario deportivo de Unidad Editorial señalado por Florentino es Roberto Palomar.

Florentino Pérez también detesta a Manolo Lama, de la COPE, y en el pasado tuvo problemas con Paco González.

El presidente del Real Madrid siempre ha tomado represalias contra los medios que considera hostiles y no permite que los periodistas de El Confidencial y Vózpopuli se acrediten en los partidos que se juegan en el Bernabéu. En cambio, Florentino dispensa un trato muy cordial a Josep Pedrerol, director y presentador de El Chiringuito, y a varios colaboradores del programa como Nacho Peña, Eduardo Inda y Juanma Rodríguez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad