Los jugadores del Real Madrid que le habrían dado el Balón de Oro a Messi antes que a Cristiano Ronaldo

stop

La opinión de algunos jugadores varía en privado

El gran señalado que ya tiene relevo en el Real Madrid | EFE

12 de diciembre de 2016 (18:11 CET)

Por la espalda. Cristiano Ronaldo o Leo Messi. Desde hace varios años, la posición de mejor jugador del mundo está dividida entre los dos astros.

La balanza está repartida entre el merengue y el culé, por lo que tanto la opinión pública como los propios compañeros rompen lanzas a favor de uno u otro.

Dos rivales directos

Los apoyos a cada uno de los dos cracks aumentan cuando se acerca final de año. Messi y 'Cris' no sólo son enemigos al frente del Real Madrid y FC Barcelona, sino que también compiten por ganar el mayor número de galardones individuales posibles. Una realidad que no escapa de ninguno de los dos vestuarios. 

Cristiano Ronaldo es el flamante ganador del Balón de Oro 2016 y todo apunta a que también pescara el The Best. El luso se mete en el bolsillo su cuarto trofeo dorado mientras que Leo sigue liderando el palmarés con cinco.

¿Los méritos de CR7? La Championso con el Madrid y una Eurocopa con Portugal en la que no fue clave. ¿Los de Messi? Seguir siendo el mejor de todos los tiempos para muchos. También en el Real. 

Fans de Messi en la intimidad

El buen fútbol de Leo no pasa por alto en un sector de la plantilla del Madrid. De puerta a fuera cierran filas. Pero en privado los comentarios son dispares.

Mientars los fieles a Ronaldo en el equipo suben a 'Cris' a los altares, una parte de la caseta blanca coloca al '10' del Barça por delante de CR7 como el mejor jugador de todos los tiempos. Cristiano es muy bueno, aseguran desde dentro, pero Messi es otra cosa. 

La denominada clase media del club merengue, con Modric, Kroos, Isco, Morata o Lucas Silva al frente, se rinde ante Leo. El de Rosario es superior.

En los argumentos pesa la trayectoria del argentino, pero también el bajón de un Ronaldo que ha dejado de ser el líder único del Madrid para vivir de latigazos puntuales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad