Los jugadores del Real Madrid (con nombre y apellidos) que aplauden el 'banquillazo' de Zidane a Cristiano Ronaldo

stop

En el vestuario del club blanco varios han celebrado la no convocatoria del portugués

El gran señalado que ya tiene relevo en el Real Madrid | EFE

04 de enero de 2017 (18:45 CET)

El vestuario del Real Madrid está de celebración. La sentada de la estrella del equipo, que comenzó a finales de año en la Liga, continúa vigente.

Zinedine Zidane ha decidido no convocar a Cristiano Ronaldo para el partido de Copa del Rey que se juega este miércoles a la noche.

Los blancos se enfrentan al Sevilla en un duelo que se prevé duro y complicado. No es el tipo de encuentro donde un entrenador prescindiría de su estrella.

Sin embargo, Zidane empieza a ser consciente de las limitaciones físicas de Cristiano: ya no está como para jugar 60 partidos. Hay que reservarlo.

Los cinco que luchan por su sitio

Lo que es una decisión triste para el entrenador es motivo de fiesta entre varios miembros de la plantilla, conscientes que la baja de CR7 les abre la puerta de la titularidad.

En concreto, son cinco los futbolistas que se han alegrado especialmente de este hecho: Lucas Vázquez, Benzema, Morata, Isco y Marco Asensio.

Todos ellos pueden gozar de más oportunidades si Cristiano se queda en la grada. En el caso de Benzema, no es que tenga más oportunidades, sino que se garantiza ocupar la posición de delantero centro sin las intromisiones del portugués.

Sin embargo, todo hace pensar que Benzema empezará desde el banco, ya que Zidane confía en Morata para ser el punta del equipo en la Copa.

Otros dos casos curiosos

Luego hay otros dos jugadores que se han mojado sobre el tema. James Rodríguez es una de cal y una de arena: por un lado, sabe que él también puede aprovechar ese hueco. Por el otro, le sabe mal porque Cristiano es un buen amigo suyo.

Luka Modric, en cambio, no rivaliza con Cristiano por sus respectivas posiciones sobre el césped. Al centrocampista no le afecta directamente la decisión.

Sin embargo, el futbolista croata se siente más a gusto jugando sin el delantero portugués porque es demasiado egoísta. No comulga con él, ni con su juego individualista.