Los futuros cracks de Venezuela que controla el Real Madrid

stop

El club blanco prioriza el mercado sudamericano por motivos deportivos y comerciales

Zinedine Zidane no quiere a uno de los cracks para la próxima temporada | EFE

15 de julio de 2016 (10:02 CET)

Nueva estrategia. El 'marketing' por delante de la calidad del jugador. Así de claro. El Real Madrid busca nuevos mercados y, en los próximos meses, priorizará el fútbol sudamericano si la salida de James Rodríguez, que supondrá un enorme pérdida de influencia para el Real en Latinoamérica, se hace efectiva. El club que preside Florentino Pérez quiere ganar presencia en el continente americano y está realizando un exhaustivo control de los jóvenes de cada país y, especialmente, de Venezuela -también Colombia- por contar con una amplísima mayoría de venezolanos seguidores del Real. El jugador que más gusta en el Santiago Bernabéu es Adalberto Peñaranda, que la pasada temporada fue decisivo en la salvación del Granada.

Peñaranda jugará este curso en el Udinese, pero el Real Madrid controla al futbolista para sondear un hipotético fichaje a medio plazo. El delantero gusta por su desparpajo y por su carácter competitivo. Tiene 19 años y ofrece unos registros diferentes a los de Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo. De ahí para abajo el nivel deportivo desciende, pero la operación de marketing cuadra en la psique de los 'capos' del Bernabéu. Además, algunos de los futbolistas bajo control no se ven para el primer equipo sino para el filial blanco, el Real Madrid Castilla. 

A saber. En la Liga también juega Juan Pablo Añor, más conocido como Juanpi. Tiene 22 y se ha consagrado como un buen centrocampista en el Málaga. La pasada temporada, le marcó un gol al Barça en un partido muy disputado en el que el conjunto andaluz perdió por 1-2.

Jhon Murillo, el crack del Benfica

El Madrid también tiene buenos informes de Jhon Murillo, que antes de la Copa América rubricó su fichaje por el Benfica portugués. Tiene 21 años y puede jugar en cualquier posición de la delantera. 

En Italia, el Real controla las evoluciones de Josef Martínez, de 22 años. El delantero de Caracas juega en el Torino y ya ha debutado en la Europa League. El más joven de las nuevas promesas del fútbol venezolano es Carlos Cermeño, el mejor sub-20 del país. Juega en el Deportivo Táchira y puede actuar de defensa o centrocampista. Tiene 20 años. Sin olvidar a Salomón Rondón, en la agenda del Barcelona para ser el cuarto hombre del ataque azulgrana, y al que el Real no dudará en tentar para encarecer la operación culé. 

El Madrid, de momento, tiene sus nombres en un amplio dossier. Florentino Pérez siempre se ha mostrado muy receptivo a fichar futbolistas sudamericanos por el gran impacto mediático que tienen y para reforzar la imagen del club en un continente amigo. De ahí, su resistencia a vender a James Rodríguez si no suple su salida con otro jugador americano.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad