Los emails que dejan al descubierto el secreto mejor guardado de Cristiano Ronaldo

stop

Los fantasmas vuelven para el luso

Los mensajes que descubren a Cristiano Ronaldo | EFE

20 de enero de 2017 (13:20 CET)

¡Estalla! Cristiano Ronaldo no está atravesando por su mejor etapa. En lo profesional nada le sonríe. El crack portugués está muy 'fallón'.

La magia que le caracterizaba se ha apagado. Ya no es el jugador determinante que solucionaba partidos en el Real Madrid. La peligrosa tendencia descendente le persigue.

Con las dos derrotas consecutivas del cuadro de Zinedine Zidane, estas malas sensaciones se han disparado.

El atacante de Madeira ha acaparado todas las miradas. Los titulares le señalan como gran culpable de la mala racha blanca. El ambiente está caldeado.

Un rumor tras otro

Las pullas hacia Cristiano no llegan únicamente por su declive mostrado sobre el verde. En los últimos días, CR7 se ha situado en el blanco de la diana por temas extradeportivos. La prensa del corazón le persigue.

Los rumores de infidelidad durante su noviazgo con Irina Shayk han vuelto a ganar fuerza. Mientras que Ronaldo ahoga sus penas con Georgina Rodríguez, las protagonistas de historias del pasado siguen hablando. Los fantasmas vuelven.

La conejita playboy, Daniella Chávez, ha vuelto a tomar la palabra. Hace unos meses, la chilena aseguró haber tenido un affaire con el jugador blanco. Una aventura sentimental que fue más allá de las palabras.

Da un paso atrás

Este bombazo, que salpicó la relación de 'Cris' con Irina, ha sido desmentido. En una entrevista para Glamorama, Daniella ha reconocido que se inventó la historia. No hubo nada.

Al parecer, la culpa de todo la tiene un correo electrónico que Shayk envió a un diario portugués. En este email aparecían los nombres de las chicas con las que Cristiano le había sido infiel. Daniella aparecía, por lo que aprovechó su tirón para sacar tajada.

Ahora, meses más tarde y con el daño hecho, la chilena admite que no tuvieron nada. Coincidieron en algunos locales, pero nunca tuvieron más que palabras. Tarde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad