Los dardos de un vicepresidente del Real Madrid al Barça

stop

Fernández de Blas atiza al club azulgrana para justificar la actual crisis deportiva de la entidad que preside Florentino Pérez

Eduardo Fernández de Blas, el primero por la izquierda, en una asamblea de socios del Real Madrid

28 de marzo de 2016 (16:00 CET)

El Real Madrid sigue inmerso en un estado de convulsión y dudas. La barcelonitis es cada vez más aguda en el Santiago Bernabéu, donde todos esperan las soluciones mágicas de Florentino Pérez para enderezar a un equipo roto y decadente. Uno de los hombres fuertes del presidente, Eduardo Fernández de Blas, intenta combatir el actual desencanto con ataques al Barça. El vicepresidente segundo se refugia en el pasado para ignorar el presente, una táctica bendecida por Florentino.

Fernández de Blas, el directivo encargado de lidiar con las peñas, se mostró muy combativo durante la fiesta del 12 aniversario de la peña We are the Champions. Sus veladas críticas al Barça sorprendieron a muchos asistentes, sobre todo por los argumentos que utilizó. Tiró de populismo para tapar una realidad muy dura.

"Hay clubes que en los últimos años han tenido grandes triunfos, aunque luego han desaparecido o han estado a punto de desaparecer", comentó Fernández de Blas, el mismo directivo que en privado atizaba a Rafa Benítez y que públicamente sostenía que "el mejor entrenador para el Real Madrid es José Mourinho". De Zidane, nada bueno dijo en su encuentro con los peñistas.

La Décima y la Undécima

Sin éxitos deportivos recientes, el vicepresidente segundo del Real Madrid presumió de gestión económica: "Según Forbes, el club más valioso, el que está mejor gestionado y obtiene más ingresos es el Madrid".

Fernández de Blas intentó maquillar una realidad muy frustrante para el madridismo y su traca final tuvo al Barça como destinatario. "Yo todavía confío que estos jugadores ganen la Champions. Muchos años tardará el siguiente club en llegar a la Décima y nosotros ya estamos pensando en la Undécima", dijo el directivo del Real Madrid. Y sentenció: "A un sector muy crítico de la afición le gusta más los jugadores del Barcelona, aplaudir al Barça y silbar a los nuestros".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad