Los cracks que dejan colgado al Barça de Messi porque quieren jugar con Cristiano Ronaldo en el Real Marid de Zidane

stop

El cambio de ciclo complica los fichajes del club catalán

Florentino Pérez pone a Zidane contra las cuerdas con un "si lo quieres hay que echarlo" | EFE

22 de mayo de 2017 (21:16 CET)

Cambio de ciclo. Esta vez, no es cosa de los cuatro periodistas que acuñaron el término hace ocho años para hundir al Barça de Pep Guardiola. Esta vez, se han girado las tornas.

El FC Barcelona ya no es el equipo que cae bien y enamora a todo el mundo. La calidad del juego ha caído y muchos de los futbolistas tienen peor imagen que antes, ya sea por sus asuntos con Hacienda o, simplemente, por avivar continuamente las polémicas.

El Real Madrid es ahora el club educado. El que intenta no entrar al trapo. El que tiene un entrenador modélico, que trata bien a la prensa y da ejemplo con sus declaraciones.

Su gestión externa también se aplica dentro del vestuario. Todos los futbolistas hablan maravillas de él, incluso los que no tienen minutos asiduamente.

Desde que Zidane llegó al Madrid, se han invertido las inercias. Los blancos no paran de ganar y cada vez juegan mejor al fútbol. Además, el equipo blanco se ha españolizado.

El mejor Barça de Guardiola también contaba con mucho talento nacional. Ahora, hay menos. Y, sobre todo, hay menos jugadores formados en La Masía.

El efecto Zidane arrasa

Mientras Luis Enrique prepara su despedida del banquillo con la conquista de la Copa del Rey, Zidane ya tiene la Liga. Y la Champions, a tiro. Anteriormente sumó otra Champions, una Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

Esta situación no pasa desapercibida en el extranjero. Los cracks más cotizados del mercado de fichajes lanzan guiños constantes al Madrid. Antes, se los hacían al Barça.

Las estrellas ya no quieren jugar con Messi. Y nadie cuestiona que sea el mejor, pero su jerarquía impone tanto que intimida estar a su lado. No ha sido fácil para un crack como Neymar.

Cristiano Ronaldo, en cambio, va a menos en todo: potencia, velocidad y minutos. Pero ha sido inteligente al entender que un sacrifico a tiempo le puede ayudar a ser clave en la fase decisiva.

El portugués, tras una temporada bastante floja en líneas generales, ha firmado un final de curso espectacular. Con 14 goles, muchos decisivos, en nueve partidos.

Por ello no es de extrañar que tantos cracks hagan ojitos al Madrid: Kylian Mbappé, Aubameyang, Vinicius, Theo Hernández, Eden Hazard, Bernardo Silva o el propio Dybala.

Florentino Pérez no podrá ficharlos a todos, pero de sus declaraciones se desprende que estarían encantados. Ni siquiera Marco Verratti, objetivo del Barça, ha sido tan contundente hacia los culés.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad