Los cracks del Real Madrid que cambian a Messi por Cristiano Ronaldo (¡y hay sorpresa!)

stop

El vestuario blanco está hasta el gorro del crack portugués

Leo Messi, enloquecido, festeja con la grada del Camp Nou | FCB - Santiago Garcés

09 de marzo de 2017 (23:54 CET)

Es un secreto a voces. Diario Gol lo viene diciendo desde hace meses. Ahora, numerosos medios se suben al carro. Incluido el mismísimo José Ramón de La Morena y su Transistor de Onda Cero.

El antiguo presentador de El Larguero aseguró el miércoles por la noche que "a Messi no lo discute nadie en el vestuario del Barcelona y a Cristiano Ronaldo ya le empiezan a discutir en el vestuario del Real Madrid".

Desde este medio añadimos que no es que empiecen, sino que hace mucho tiempo que una parte del vestuario discute a Ronaldo. Pero cada vez son más.

Florentino Pérez se ha empeñado en tapar estos problemas internos por un sencillo motivo: el portugués sigue siendo muy rentable para el club en la parcela económica.

Tanto es el dinero que mueve el luso a través del marketing que Florentino pidió a Zidane que sacase lo mejor del portugués y lo supiese tener contento.

Pasado de rosca

Cada vez es más difícil por otro sencillo motivo: su cuerpo ya no responde. Está pesado, agotado, lento y sin puntería. Todos lo saben.

En el vestuario blanco se tiran de los pelos porque la jerarquía de Cristiano quita minutos a jugadores mucho más frescos y cargados de talento, como Marco Asensio.

No solo eso, si no que hay quién se atreve a asegurar todavía que "Cristiano es el único que puede permitirse no correr porque marca 60 goles". Eso era antes. Este curso suma un total de 25. Y gracias.

Los jugadores amotinados contra Cristiano en el vestuario representan dos facciones distintas: los españoles y los amigos de Gareth Bale. Todos ellos ficharían a Messi a pies juntillas a cambio de perder de vista al de Madeira.

Guerra de bandos

Por tanto, no solo Bale se opone al yugo de Ronaldo, también le acompañan Modric, Kroos, Kovacic y los españoles Morata, Isco, Lucas Vázquez y el propio Asensio.

Pero aún hay más. Uno que es más crack que todos ellos y tampoco aguanta la presión que le imprime Florentino. Hablamos de Zinedine Zidane.

El entrenador francés, señalado en los últimos partidos, se ha dado cuenta de que si quiere mantener el puesto debe empezar a castigar a Cristiano.

Quiere hacerlo pero no le dejan. Sabe que se armaría muy gorda. De momento, intenta convencerlo para que descanse a veces, como contra el Eibar.

Pero el galo estaría encantado de dejarlo más a menudo en el banquillo y de sacarlo, incluso, como revulsivo. El Madrid juega mejor sin CR7 sobre el verde.