Los cinco nombres que enfrentan a Florentino Pérez con Zidane

stop

La relación entre el presidente y el entrenador del Real Madrid atraviesa un momento delicado

El secreto entre Florentino Pérez y Zidane | EFE

04 de octubre de 2016 (15:37 CET)

Florentino Pérez siempre había valorado de Zinedine Zidane su fidelidad. Su talante comedido. Su glamour. Nueve meses después de que el técnico francés sustituyera a Rafa Benítez, la relación entre ambos sigue siendo fluida, pero no tan afectuosa ni intensa. El pasado verano, Zidane y Florentino discreparon en la planificación del curso actual y en la política de fichajes. Cinco nombres propios retrataron las diferencias entre ambos: Hazard, Morata,  James, Pogba y André Gomes.

Zidane quería, al menos, un fichaje de campanillas. Sonado. Una de sus apuestas era Hazard, pero Florentino descartó el fichaje del delantero belga y coló a Álvaro Morata, a quien repescó tras pagar 30 millones de euros a la Juventus.

La continuidad de James Rodríguez fue el segundo foco de tensión entre el máximo dirigente y el entrenador. Zidane acabó harto del futbolista colombiano por su escasa disciplina en los entrenamientos y su bajo rendimiento en los partidos. Florentino le pidió paciencia y argumentó que el mediapunta no estaba en venta porque es un jugador básico para la expansión comercial del club en Sudamérica.

Zidane quería un centro del campo más físico y priorizó el fichaje de Paul Pogba. El técnico negoció personalmente su contratación con el futbolista, pero Florentino descartó su fichaje por su elevado precio (la Juventus exigió 105 millones de euros y Mino Railoa, el represenante, otros 15) y porque dudó de su integración en el equipo. La contratación del futbolista francés no era bien vista por Cristiano Ronaldo y Florentino temía un choque de trenes en el vestuario.

Descartado Pogba, Zidane pidió a Florentino que activa el plan B. Y presentó dos nombres: André Gomes y Sissoko. El portugués, técnicamente muy bueno, estuvo a un paso de fichar por el Real Madrid, pero el Barça se adelantó y cerró la operación cuando comprobó que Florentino Pérez tenía dudas. El francés, por su parte, se hartó de esperar y plantó al club español.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad