Los 'amigos' de James en la noche de Madrid

stop

Máxima preocupación en el Real Madrid por la vida privada del futbolista colombiano

James Rodríguez y Cristiano Ronaldo junto a Kevin Roldán, el cantante colombiano con el que comenzó el declive del Real Madrid

05 de marzo de 2016 (20:22 CET)

James Rodríguez fue, hace un año y medio, el fichaje galáctico de Florentino Pérez. El Real Madrid pagó 80 millones de euros al Mónaco por el futbolista colombiano, que exhibió muchos destellos de calidad en su primera temporada, con Carlo Ancelotti como entrenador. En el curso actual, sin embargo, James es más noticia por cuestiones extradeportivas que por su juego. El jugador alcanzó máxima notoriedad el día que fue perseguido por la policía por conducir a 200 kilómetros por hora y célebres son también sus salidas nocturnas. James conoce muy la noche madrileña.

La movida madrileña forma parte de la historia de la capital azulgrana. Mucho han cambiado las cosas desde los años 80, pero Madrid sigue siendo una ciudad con una gran oferta nocturna. De la más selecta mucho sabe James Rodríguez, que frecuenta las mejores salas de fiestas y discotecas. Tan asiduo es que recibe un trato preferencial. El que toca a una estrella del Real Madrid.

Un buen reclamo

Los grandes empresarios de la noche madrileña se pelean por James, que es invitado a las grandes fiestas. El mediapunta colombiano es un buen reclamo para ellos. Es joven, es guapo y, además, tiene dinero. Mucho dinero.

Florentino Pérez y sus directivos están muy preocupados con James, a quien le han transmitido que los encantos nocturnos son muy nocivos para los futbolistas. Tan preocupados están que la cúpula del club no descarta la venta del colombiano si no cambio su actitud en los próximos meses. El presidente del Real Madrid está harto de la vida privada de James y Zinedine Zidane no sabe qué hacer para reconducir al futbolista. Rafa Benítez fue mucho más duro con James y no tuvo problemas en sentarlo en el banquillo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad