Julen Lopetegui| EFE

Lopetegui acusa: la lista de la vergüenza (y es de Florentino Pérez)

stop

El técnico da un golpe en la mesa del presidente del Real Madrid

17 de septiembre de 2018 (12:05 CET)

Señalado. El técnico Julen Lopetegui fue uno de los nombres más cuestionados tras el empate del Real Madrid en San Mamés frente al Athletic Club (1-1).

El míster optó por dejar a Casemiro en el banquillo, retrasó a Toni Kroos al mediocentro defensivo y dio la titularidad a Dani Ceballos, que jugó de interior. Asimismo, Luka  Modric fue el elegido para acompañar a Ceballos, mientras que el míster se decidió por el 4-3-3, con Marco Asensio en el ataque. Isco Alarcón fue el sacrificado para que jugaran el balear y el croata.

Pero las cosas no empezaron bien para los blancos. Iker Muniaín adelantó a los locales ante la inoperancia del equipo merengue.

Athletic Rea Madrid

Julen Lopetegui rectifica, pero sin éxito

Como hizo Ernesto Valverde contra la Real Sociedad, el técnico rectificó en el descanso y recurrió al once de gala. Julen dio entrada primero a Casemiro y más tarde a Isco, mientras sentaba a Ceballos y a un Modric que anda lejísimos de la versión que ofreció la temporada pasada y durante el Mundial. El de Zadar está fundido.

Isco empató el partido, pero la decisión de sustituir a Gareth Bale por Lucas Vázquez y de no haber sentado a Benzema por Mariano también causó cierta controversia. Y es que si el Madrid necesitaba algo en San Mamés era gol, no centros desde la banda.

Gareth Bale san mames

El técnico estalla contra Florentino Pérez

Pero Lopetegui no traga. El técnico no está dispuesto a tragar con la lluvia de críticas que le está cayendo tanto desde la prensa afín al Madrid, como de los aficionados y de un importante sector de los directivos. Son muchos los que han cargado contra el técnico en las últimas horas, pero el vasco no piensa bajar la cabeza. Todo lo contrario. Julen también tiene algo qué decir y alguien a quién señalar. Y ojo, porque apunta alto.

El entrenador blanco apela gran parte de la culpa del pinchazo del equipo blanco a Florentino Pérez y el resto de los responsables de la cúpula del Santiago Bernabéu por no haberle construido el equipo que pidió. Y es que la plantilla que tiene dista mucho de la que había propuesto cuando firmó por el club de Chamartín.

Lopetegui quería un central/lateral, no un portero

En primer lugar, Lopetegui no pidió un portero. El míster nunca quiso a Thibaut Couritois. Opina que con Keylor Navas la portería estaba más que cubierta. De ahí que el tico fuera titular en los primeros partidos. Julen quiso mantenerlo en la meta. Pero Florentino le dejó claro que Courtois no había venido a jugar en el Madrid, sino a ser titular.

En este sentido, el entrenador opina que la inversión, más que en la portería, debería haberse hecho en la defensa, para donde Lopetegui pidió un central para dar relevo a un Sergio Ramos que se acerca a su declive, a un Raphaël Varane que no termina de despegar y a un Jesús Vallejo en el que no confía.

Julen también exigió un lateral izquierdo para dar descanso a un Marcelo, que atraviesa uno de los peores momentos de su carrera. Más aún después de la cesión de Theo Hernández, el único suplente de Marcelo, a la Real Sociedad. Y es que cuando el técnico mira al banquillo buscando un relevo de Marcelo, no lo encuentra. Al menos vio con buenos ojos el aterrizaje Álvaro Odriozola

El técnico quería apuntalar la medular

También pidió un efectivo para la medular. Un centrocampista ofensivo que pudiera dar descanso a un Luka Modric que tarde o temprano diría basta. Sobre todo a sus 33 años y después del desgaste que acumulaba en este 2018. Thiago Alcántara, Milinkovic-Savic o Paul Pogba fueron algunos de los nombres que Lopetegui puso sobre la mesa.

Lopetegui con Thiago Alcántara | EFE

Pero no. Florentino no contrató a ningún efectivo. Prefirió invertir en la ampliación del contrato de Modric. Quiso evitar otra fuga sonada después de las de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo y decidió dejarse los cuartos en asegurarse la continuidad del croata, en lugar de mirar hacia el futuro.

Lopetegui se queda sin sustituto de Cristiano Ronaldo

La delantera tampoco estuvo exenta de peticiones. El míster pidió un sustituto para CR7, tanto por posición como por calidad, y otro efectivo para el centro del ataque, qu pusiera competencia a Benzema.

Eden Hazard era el que gustaba al técnico para la banda, mientras que para la posición de ariete pidió a Rodrigo Moreno. Cabe decir que en estas dos parcelas, Julen hubiera aceptado otros nombres siempre que estuvieran a la altura.

Pero Florentino tampoco estuvo por la labor. Prefirió guardarse la inversión para cracks como Neymar Jr o Kylian Mbappé, tras los que Florentino ha ido todo el verano.

Lopetegui no quiere a Mariano

En su lugar, Pérez contrató a un Mariano Díaz al que Lopetegui nunca pidió y que, si llegó, fue porque el ego y el miedo a ver como Mariano, un jugador  al que el Madrid había echado el año pasado por la puerta de atrás, podía triunfar en el Sánchez Pizjuán no le permitió al presidente dejar que el Sevilla se llevara al ex madridista.

Así las cosas, Florentino tiene mucha faena por delante si no quiere que el técnico le señale si las cosas siguen sin ir como deberían. Y no solo eso. Son muchos, desde la prensa, el vestuario y la grada, los que apuntan al palco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad