Sergio Ramos  | EFE

“Llevará el 9”. Aviso a Cristiano Ronaldo (y Sergio Ramos no lo puede ni ver)

stop

El fichaje de Florentino Pérez para sustituir a Karim Benzema

15 de marzo de 2018 (15:29 CET)

Uno de los fichajes de Florentino Pérez para el próximo verano heredará el dorsal de Karim Benzema. El delantero francés está más que sentenciado en el Real Madrid y en la secretaría técnica ya han encontrado al recambio perfecto.

De hecho, tan claro lo tienen dentro del club que ya han avisado a Cristiano Ronaldo: “llevará el ‘9’”. ¿De quién hablan? De Mauro Icardi. El delantero del Inter de Milán está sonando cada día con más fuerza y, avisan desde el Real, que la operación está más que encarrilada.

El nuevo Álvaro Morata

La idea que tienen en Valdebebas es hacer de Icardi el ‘nuevo’ Álvaro Morata. Es decir, un delantero que no sea titular fijo pero que pueda suplir de manera muy satisfactoria a alguno de los cracks de arriba.

Y es que el ariete que mejor posicionado está para llegar al Bernabéu (por mucho que Guardiola esté intentando torpedear la operación) es Harry Kane. El inglés, si finalmente llega, querrá lucir el ‘10’ en su espalda.

Sergio Ramos no quiere ni verlo

El caso es que el nombre  de Icardi ya hace tiempo que suena por el vestuario del Real. Y no gusta nada. De hecho, durante el pasado mercado de invierno, viendo que la delantera del Madrid estaba pero que nunca, Pérez llamó al Inter y preguntó por el argentino.

Los dos presidentes pactaron el precio, pero antes de dar el ‘ok’ definitivo al traspaso, el presidente lo consultó con Zinedine Zidane y con el capitán del equipo. Y la respuesta fue muy contundente: no, gracias. Tanto el míster como Ramos vetaron su llegada por un motivo muy simple: el carácter de Icardi.

Cristiano Ronaldo le cierra las puertas

Y es que, como bien ha avisado en más de una ocasión Marcelo, las maneras de Icardi no son las mejores. Sobre todo teniendo en cuenta que Cristino es el ‘dueño’ del vestuario blanco.

El portugués es el número uno y no tiene ninguna intención de dejar de serlo. Y Mauro, que no es precisamente un jugador dócil y que acepte según qué cosas, podría trastocar la tranquilidad del Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad