Bale| EFE

“Llevará el 11 de Bale”. Florentino Pérez a Sergio Ramos o casa, contrato y fecha de presentación

stop

El presidente ya tiene al sustituto del galés

10 de diciembre de 2018 (16:01 CET)

​Florentino Pérez sigue trabajando en las incorporaciones del Real Madrid de cara al próximo verano. Un verano que se espera movido. Entre otras cosas porque, tal y como apuntan desde dentro, el presidente sí está dispuesto a hacer entonces la limpieza en el vestuario que no hizo en el pasado.

Y uno de los cracks que está en la parrilla de salida no es otro que Gareth Bale. El delantero galés están confirmando este año lo que muchos apuntaban en temporadas anteriores: no está capacitado para ser la estrella del equipo.

Juega bien (a veces) y marca, pero no impone lo que imponía Cristiano Ronaldo y no marca las diferencias que se supone que debería teniendo en cuenta su salario y su rol. De ahí que Pérez quiera sacárselo de encima cuanto antes.

Gareth Bale | EFE

Ofertas tiene, y muy buenas. Tantas que parece claro que el de Cardiff se irá una vez acabe el presente curso. Y, debido a ello, en la zona noble ya tiene incluso asignado su dorsal para el próximo galáctico. “Llevará el 11 de Bale”, aseguran desde dentro.

Eden Hazard llegará en verano

Y será para Eden Hazard. Hay quien incluso se aventura a decir que el belga llegará ahora en invierno. Algo poco probable. No así en verano. A Hazard le quedará un año de contrato en Londres y ya ha dicho que no renovará y que quiere salir.

Quiere, además, que su destino sea el Bernabéu. Y todo apunta a que así será. En el Madrid ya lo tienen todo cerrado con el jugador: contrato, casa y fecha de presentación. Será en verano, y ya le están buscando residencia.

Ahora falta negociar con el club inglés. No será difícil. Pérez cuentan con el apoyo del jugador y con la baza de que al delantero le quedará sólo un año de contrato, con lo que el Chelsea tampoco podrá exigir una millonada para soltarlo.

Y Sergio Ramos lo sabe. Sabe que Gareth hará las maletas y su sustituto será un Hazard que llegará con asentado, con ansia de títulos y con el aval de todos: vestuario, afición y directiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad