Líos de bandos en el vestuario del Real Madrid 

stop

La batalla por la titularidad gana fuerza 

Líos de bandos en el vestuario del Real Madrid

07 de diciembre de 2016 (18:22 CET)

Avivan el debate. Zinedine Zidane ha podido respirar tranquilo en las últimas semanas. Con Álvaro Morata, Casemiro y Toni Kroos en la enfermería, el técnico galo se había librado del quebradizo de cabeza.

Sin embargo, este mar calmado tenía los días contados. Cuando los intocables para el centro del campo y el gran revulsivo regresasen a la convocatoria, el debate volvería a estar servido.

Dicho y hecho. Morata y Kroos han regresado a la convocatoria para el partido de Champions ante el Borussia Dortmund. Con el alta médica ya en el bolsillo, ambos amenazan a sus compañeros para arrebatarles la titularidad.

La batalla fría corre entre bambalinas

Esta recuperación de todos sus efectivos ha vuelto a avivar el debate. El vestuario está fracturado en dos bandos.

La vieja guardia, con Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos al frente, apoyan el protagonismo de los veteranos. Mientras tanto, los más jóvenes forman otro frente con Álvaro Morata e Isco Alarcón al frente.

Los pesos pesados desean que sea el atacante francés el que ocupe la posición de delantero punta. Sin embargo, el bando más modesto puja por el internacional español como '9' titular.

En este sentido, el debate para defender el referente en ataque vuelve a ganar fuerza con dos frentes contrapuestos.

Aun así, este no es el único tema en el tintero para Zizou. El centro del campo también ha abierto brechas entre los jugadores del Madrid. Mientras que los canteranos apuestan por Isco, los 'capos' quieren que Toni Kroos regrese a su posición de intocable.

Aquí no queda todo. También hay diferencias por la posición del mediocentro defensivo. Mientras que Casemiro ha regresado con la idea de volver a resurgir tras su lesión, Luka Modic apuesta por su compatriota, Mateo Kovacic.

Y es que más allá de la inmovilidad de grandes pesos pesados como Cristiano Ronaldo, Marcelo y Sergio Ramos, el resto de demarcaciones están en guerra.

La batalla fría por estas en el once de gala vuelve a apuntar a Zidane. El técnico galo tendrá la última palabra; debe ponerse el mono de bombero y apagar los fuegos para continuar con la buena racha madridista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad