Luka Modric | EFE

Lío muy feo con Modric (y no hace ni 24 horas): Florentino Pérez tiene un problema (y es muy gordo)

stop

El centrocampista balcánico está en el punto de mira

01 de abril de 2019 (20:20 CET)

Ojo porque la cara de alegría que puso Luka Modric cuando se enteró de que Zinedine Zidane volvía a estar a los mandos de las operaciones en el Real Madrid ha pasado a ser de preocupación.

Y es que la suplencia de Modric ante el Huesca en el Santiago Bernabéu en el partido ante el Huesca es un indicativo de los planes del técnico galo. Cuentan desde dentro que ZZ no tiene ninguna intención de seguir manteniendo al balcánico como uno de los indiscutibles en su futuro Madrid.

Y en las últimas 24 horas con la suplencia ante el Huesca se lo ha dejado muy claro. Al menos lo que tiene muy claro Zidane es que el club no debe renovar el contrato del croata.

Zinedine Zidane | EFE

El lío con Luka Modric

Algo que ha puesto de los nervios al jugador. No es para menos. Fue Modric el que el pasado verano intentó salir del club. Negoció con el Inter (que le puso un contrato de mega estrella encima de la mesa) pero cuando Florentino se enteró le cerró las puertas y el prometió una mejora de contrato con subida de ficha incluía.

El centrocampista aceptó quedarse, y ahora, apenas meses después, ve como Zizou no lo considera imprescindible. Un problema, y gordo para Florentino. Las opciones que tiene ahora Modric son dos.

O bien se queda y cumple el año que le queda de contrato sabiendo será suplente (y más si acaban llegando jugadores como Pogba, Eriksen o Rabiot) y se marcha libre el próximo verano o hace las maletas ahora.

Lukca Modric mundial

La intención del jugador es la de seguir vestido de blanco, pero con Zidane dándole ahora la espalda lo más probable es que busque una salida. Eso sí, a la baja. Muy a la baja. Luka quiere hacerse con un último gran contrato y eso pasa por que el club que lo fiche se lo lleve prácticamente regalado.

Vender al actual Balón de Oro por una cantidad ridícula o tenerlo en el banquillo de forma habitual. Dos situaciones impensables hace unos meses. Pero Zidane ha decidido que así sea. Veremos cómo acaba. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad