Lío gordo en el Real Madrid: Florentino Pérez ordena la venta de un jugador para poder pagar la renovación de Gareth Bale 

stop

El club blanco necesita hacer caja para afrontar el plan renove

Florentino Pérez recibe una terrible noticia de Gareth Bale

20 de septiembre de 2016 (19:31 CET)

Todos no entran en el saco. Florentino Pérez tendrá que tomar serias decisiones si quiere atar el plan renove con grandes bombazos. Los supercrack del Real Madrid cada día le exigen más al presidente madridista, por lo que si no facturan, los números no saldrán. Gareth Bale ha sido el último en sumarse al carro de las exigencias salariales. Las cifras filtradas tras acuerdo en la renovación de Cristiano Ronaldo han creado un efecto dominó de escándalo en los despachos de la casa blanca.

Si quiere cumplir las mejoras prometías en los contratos de los principales astros del equipo, Florentino está obligado a hacer caja. El saco merengue no da para más y las promesas del magnate madrileño han hinchado demasiado el globo. Por ello, la secretaría técnica deberá buscar una salida suculenta a alguna ficha del banquillo de Zidane. En este caso, todo apunta a que el principal damnificado será Isco Alarcón.

De nuevo en la palestra

Como ya viene afirmando GOL desde hace varias semanas, el malagueño no está contando con el protagonismo ni con la confianza esperada en este inicio de temporada. El centrocampista andaluz intuía que iba a seguir teniendo un rol secundario, pero sin embargo, creía que su protagonismo iba a pasar por delante de otros futbolistas, como James Rodríguez. Aun así, la fortuna no le está acompañando y su lugar en el banquillo se repite semana tras semana. Todos le pasan por delante.

Frente a ello, parece que los emisarios del Madrid han decidido poner en la palestra a Isco. Ya lo hicieron en el mercado de fichajes estival, pero ninguna oferta llegó a buen puerto. Ahora, lo volverán a intentar. En la ventana de invierno, con la voluntad totalmente volcada, se espera ingresar 30 o 40 millones de euros con la venta del internacional español. En este caso, parece que Alarcón no pondría ninguna traba, ya que el centrocampista desea tener minutos y ve como su futuro en el club blanco cada día es más complicado

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad