Lío en el vestuario del Real Madrid con la última mentira de Florentino Pérez

stop

Los jugadores blancos se amotinan para que el presidente cumpla su palabra

Sergio Ramos muerde el césped del Camp Nou el día que el Madrid de Zidane ganó al Barça de Luis Enrique (2-1) | EFE

23 de octubre de 2016 (20:07 CET)

Motín en el vestuario del Real Madrid. Lío a la vista. Los jugadores del club blanco están cansados de la falta de compromiso de Florentino Pérez con las renovaciones de futbolistas. El criterio del presidente, priorizando a unos jugadores que finalizaban contrato más tarde tiene molestos a varios jugadores de segunda línea que reclaman mayor protagonismo. En el vestuario, además, están alucinados con las últimas declaraciones de Florentino sobre Sergio Ramos.

El presidente declaró en una reunión con los socios compromisarios su admiración por Sergio Ramos y desmintió cualquier problema en su renovación, hace un año: "No nos extorsionó, ni mucho menos. Ramos lleva aquí muchos años, se merece lo que gana y seguramente más. Es nuestro capitán, un fenómeno, ejemplar".

Este discurso sonó a risa en el vestuario blanco, donde todos conocen las tensiones que se respiraron entre Ramos, Florentino y el hermano del central, René Ramos, que hace las veces de representante del jugador. Las filtraciones sobre el posible fichaje del camero por el Manchester United venían de su entorno y fueron la forma de presionar para conseguir un aumento sustancioso: los 20 millones de euros brutos que percibe.

Ansiosos por renovar

Componentes del vestuario sostienen que a Ramos solo le faltó sacar el cuchillo en su renovación, y es la estrategia que piensan seguir para obtener su recompensa. Kroos y Modric ya han sido renovados, siendo el alemán uno de los jugadores que más años de contrato tenía. En cambio, Isco lo termina en 2018 y no le hacen ni caso, Benzema finaliza contrato en 2019 y James cobra un cuarto de lo que percibe Kroos y su situación sigue en standby. Están ansiosos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad