Lío de celos en el vestuario del Real Madrid

stop

La batalla de egos pisa fuerte en el equipo de Zidane

Aquí podrás ver el Celta-Real Madrid | EFE

18 de septiembre de 2016 (11:13 CET)

Se avecina tormenta. Aunque parezca oro todo lo que reluce en el Real Madrid, la realidad dista mucho de este escenario idílico que se demuestra. A día de hoy, Zinedine Zidane debe paliar con una guerra fría entre distintos egos del vestuario. Un tema en el tintero que ya se olía durante la pretemporada, pero que ahora con la imposición de la sanción de la FIFA ha cobrado mayor fuerza. Se esperaba un cierre de mercado con alguna salida, ya que los números no salían en el equipo merengue. Pero sin embargo, con el castigo que prohibirá fichar hasta 2018, el club madridista decidió cerrar filas y dejar a todas las fichas en el banquillo blanco.

Con este panorama en vista, la alarma se ha encendido en el equipo de Zizou y los celos devoran el vestuario madridista. En este sentido, el principal problema es el que mantienen Karim Benzema y Álvaro Morata. Se trata de dos jugadores con un gran potencial en sus botas que están a la altura de ser unos auténticos killers en el Madrid. Sin embargo, el francés le gana la partida al recién llegado español, ya que es uno de los miembros intocables del once de gala de Zidane. Esta realidad parece chocar al canterano. El técnico galo confía a ciegas en su compatriota, por lo que aunque no está recuperado de su lesión en la cadera al 100%, el entrenador blanco lo pasa por delante del '9' madrileño.

Sin embargo, Álvaro está picando a la puerta con mucha garra. Y es que el delantero punta ha llegado de la Juventus para hacerse un hueco privilegiado en el equipo del Zizou. El futbolista aceptó quedarse en el Real Madrid tras su regreso de la Juventus, con la condición de no ser un jugador en la recámara. Y es que Morata llegó al club blanco en un momento muy dulce. El español fue uno de los hombres más destacados en el tímido pasado de España por la Eurocopa de Francia y, a su vez, se había afianzado en el once titular de la Juve. Por todo ello, tal como desveló DIARIO GOL, el madrileño mantuvo conversaciones directas con Zidane para conocer cuál sería su rol en el equipo merengue. En este caso, el galo le prometió el cielo, aunque la realidad es que con el regreso de Benzema su papel ha sido puesto en tela de juicio.

Seguirá trabajando

Morata no baja los brazos y se reivindica cada vez que Zizou le da una oportunidad. La demostración más clara la culminó en el pasado partido ante el Sporting de Portugal. En el primer encuentro de Champions como merengue, el internacional español marcó un gol más que importante. El delantero fue el encargado de subir al marcador el 2-1 en el minuto 94 que firmaba la remontada del Madrid ante al conjunto luso. Frente a ello, Benzema fue uno de los mayores señalados. Por ello, Álvaro seguirá poniéndole las cosas más que complicadas a Zidane para hacer tambalear a la BBC. De hecho, parece que ha dado un paso adelante, ya que para el partido de este domingo ante el RCD Espanyol Morata apunta como titular.

Aun así, el lío entre Benzema y Morata no es el único fuego encendido en el vestuario del Santiago Bernabéu. Isco Alarcón y James Rodríguez son las dos fichas que viven en constante rivalidad. Ambos cracks saben que no hay sitio para los dos en el equipo blanco, por lo que tanto el español como el colombiano trabajan duro para ganarse la confianza del entrenador francés. En este sentido, los dos centrocampistas estuvieron en la palestra el pasado mes de agosto, aunque finalmente Florentino Pérez dio la última palabra y se quedó con ambos. Y es que las bajas ofertas que llegaban por ellos y la sanción de la FIFA provocó que la secretaría técnica decidiera quedarse con los jugadores a pesar de su escasa presencia en el pasado curso.

Tanto Isco como James saben que su futuro es cuanto menos incierto, por ello, intentan resurgir y demostrar su potencial al cuerpo técnico. En este caso, Modric, Casemiro y Kroos son intocables, por lo que los dos futbolistas luchan para ganarle la partida a su rival. La guerra fría durante toda la temporada está servida. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad