Las seis patatas calientes de Florentino Pérez en el Real Madrid (y una que quema a Zidane)

stop

Al presidente se le acumulan los problemas

Zidane le pide a Florentino que ataque un fichaje pretendido por el FC Barcelona | EFE

14 de junio de 2017 (09:21 CET)

A destajo. El trabajo no para en los despachos del Santiago Bernabéu. Los responsables no cesan en su confección de la plantilla para la temporada que viene.

Si bien es cierto que la temporada difícilmente hubiera terminado mejor –los blancos han sumado cuatro de seis títulos posibles-, en la T4 del Santiago Bernabéu quieren evitar un bajón como el que esta temporada dejó a los de Zinedine Zidane fuera de la Copa del Rey. Para ello no cesan en la búsqueda de los mejores cracks para apuntalar la plantilla.

Pero no todo serán fichajes. En la 'Casa Blanca' tampoco dejan de lado las renovaciones que deben asegurar un equipo a corto/medio/largo plazo.

Según Edu Pidal, de Onda Cero, hay varios jugadores pendientes de pasar por caja y que lo harán en las próximas semanas.

Renovaciones obligadas

El primero en hacerlo será Isco Alarcón. El futbolista termina contrato en el 2018 y su continuidad se ha convertido en una prioridad. Más después de que durante este curso no hayan dejado de surgir rumores acerca de su fichaje por el FC Barcelona.

Marco Asensio y Dani Carvajal son los siguientes. Ambos firmaron su última renovación en el 2015 y, después de consagrarse esta temporada, en Chamartín creen que se han ganado un aumento de ficha considerable.

Tras ellos, será el turno de Raphaël Varanne y de Mateo Kovacic. Con 24 y 23 años respectivamente, los responsables quieren asegurarse su permanencia en el Santiago Bernabéu con el objetivo de blindar un equipo joven con garantías para el futuro.

En el punto de mira

Por último se producirá la renovación más polémica: la de Karim Benzema. El delantero francés fue claro con el club hace semanas. O le renuevan, o se va.

El ariete termina contrato en el 2019 y, a sus 29 años, se encuentra ante la última oportunidad de firmar un contrato estratosférico. Las opciones pasan por firmarlo con un grande o que sea el Madrid el que haga la propuesta.

Zidane, por su parte, quiere al galo en el equipo sí o sí, y ya se ha posicionado en el asunto ante Florentino Pérez.

Con todo, al presidente, no le quedan mucho margen de maniobra con la exigencia del míster. El empresario referiría deshacerse del delantero e invertir el dinero percibido en un fichaje galáctico. Sin embargo, deberá ceder a las peticiones de Zidane si no quiere empezar la próxima campaña con un mosqueo del míster que pueda terminar en un conflicto para el club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad