Las nuevas cláusulas 'anti-Barça' en la operación salida del Real Madrid

stop

Florentino Pérez impedirá que dos futbolistas declarados transferibles acaben en el gran rival a medio plazo

Florentino Pérez hace sitio en el vestuario para los futuros fichajes | EFE

06 de junio de 2016 (13:30 CET)

El Real Madrid persiste en su obsesión por evitar que los futbolistas que vende acaben en el FC Barcelona. Si en los últimos años bloqueó la posibilidad de que Mesut Özil y Ángel di María ficharan por el eterno rival cuando cerró sus traspasos al Arsenal y al Manchester City, el club que preside Florentino Pérez mantendrá las cláusulas anti-Barça si finalmente vende a James Rodríguez e Isco.

Florentino Pérez es el rey de las cláusulas. Del silencio, con los entrenadores a los que ha despedido. A los futbolistas, por su parte, les impide fichar por el Barça a menos que depositen una cifra multimillonaria.

El Barça descubrió la existencia de estas cláusulas cuando sondeó el fichaje de Özil, un futbolista que gusta mucho a Luis Enrique por su calidad técnica y su velocidad. Con De María, el Madrid también se protegió tras venderlo por 75 millones de euros al Manchester United.

James e Isco

Florentino, por su parte, ha puesto ahora en el escaparate a James Rodríguez y a Isco, por quienes pagó 80 y 30 millones de euros. El futuro del primero es incierto, por las presiones de Cristiano Ronaldo para que se quede en el Madrid, pero el presidente tiene clara la venta del centrocampista andaluz.

El máximo dirigente sabe que el Barça también sondeó el fichaje de Isco cuando jugaba en el Málaga. Y sabe también que el futbolista sentía una especial devoción por los colores azul y grana durante su infancia. Una vez más, Florentino no quiere asumir riesgos y hará todo lo posible para que sus descartes no acaben en el eterno rival. Porque su pánico al Barça es enorme. Impropio de un alto dirigente.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad