Las negociaciones en la sombra de Florentino Pérez para rejuvenecer al Real Madrid

stop

La plantilla de Zinedine Zidane, con dos Champions a su espalda, se acerca a la edad de jubilación

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale se lamentan tras empatar contra el Eibar en el Bernabéu (1-1) | EFE

11 de octubre de 2016 (02:49 CET)

El Real Madrid ha recuperado parte de su caché internacional con la conquista de dos Champions League en tres años. El equipo que dirige Zinedine Zidane no será recordado por lo bien que jugaba a fútbol, pero la historia de este deporte dice que el nombre que siempre queda grabado es el del ganador. Solamente Johan Cruyff y la Holanda del 74, derrotada por la anfitriona en la final del Mundial de Alemania, consiguió romper esta regla no escrita. Lo que no pudieron romper es el paso del tiempo, algo que afecta seriamente a la plantilla blanca.

Florentino Pérez, presidente del Madrid, es consciente de esta situación y ha puesto en marcha los mecanismos necesarios para construir un nuevo equipo joven y ganador. Los fichajes de Asensio (20 años) y Odegaard (17), o anteriormente de jugadores como Casemiro (24) y Kovacic (22) responden a esta necesidad de rejuvenecer el equipo. Así como el regreso de Morata (23). Sin embargo, estos nombres no tienen nada que ver con lo que Florentino se trae verdaderamente entre manos.

El mandamás blanco tiene claro que deberá invertir una buena suma de dinero para llevarse a la denominada triple D: tres joyas del fútbol internacional que ya han explotado y tienen un prometedor porvenir por delante. Ellos son Paulo Dybala (22 años), Julian Draxler (23) y el portero español David de Gea (25). Además, le falta un defensa de futuro, capaz de coger el testigo de Sergio Ramos para formar con Rafa Varane (23), si consigue afianzarse en la difícil zaga blanca.

Los que se hacen mayores

Ramos tiene ya 30 años, los mismos que cumplirá Keylor Navas en diciembre y el portero suplente, Kiko Casilla. Pepe, el compañero de Ramos en el eje, suma ya 33 años y Cristiano Ronaldo, la estrella del equipo, tiene 31. La misma edad que Luka Modric, el dueño del centro del campo blanco. Marcelo, otro de los capitanes blancos, tiene 28 años, los mismos que el delantero centro titular, Karim Benzema. Estos dos, pese a estar todavía en edad de aguantar varias temporadas más, han dado peligrosos síntomas de desgate físico prematuro. Con lo que Gareth Bale (27) y Toni Kroos (26) son los llamados a sostener el Madrid del futuro cuando lleguen los refuerzos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad