Las manzanas podridas de Zidane en el vestuario del Real Madrid

stop

El vestuario se divide ante los privilegios de algunos jugadores

Cristiano Ronaldo se las tiene con Sergio Ramos | EFE

16 de enero de 2017 (12:08 CET)

La derrota ante el Sevilla removió el vestuario del Real Madrid. Cuando todo eran victorias fue todo una balsa de aceite. Pero las cosas han cambiado.

Demasiado aguantaron los pesos pesados en el once titular. Jornada tras jornada fueron evidentes las carencias del conjunto blanco. Sin embargo, los resultados llegaban, y creyó Zinedine Zidane que siempre iba a ser así.

 Ahora la situación se le ha vuelto en contra al francés. No fue capaz de introducir a tiempo en el equipo los cambios necesarios y ante el Sevilla le explotó en la cara.

Benzema pasó de defender

Era evidente que Karim Benzema no estaba bien. Ni por físico ni por actitud. Ante el Sevilla sus pérdidas fueron una constante y él fue el gran culpable del gol de la remontada.

El delantero perdió el balón en el centro del campo y no hizo ni la intención de molestar al rival para cortar el contraataque. Se le vio trotar desganado sobre el césped después de la pérdida que terminó en el 2-1 para los locales. Todo ello después de otro partido mediocre.

Cristiano ya no es el mismo

No fue mejor la actuación de Cristiano Ronaldo. El luso disparó una sola vez a puerta en la primera parte y en la segunda se limitó a marcar el gol de penalti. El resto de partido estuvo desaparecido y algunos compañeros se preguntaban si realmente estaba sobre el terreno de juego.

Ramos descentrado

Sergio Ramos tampoco estuvo afortunado. Después de la polémica de la vuelta de la Copa, el andaluz estuvo ansioso, nervioso. Fuera de lugar. No tomó ninguna buena decisión. La factura la pagó en el despeje que terminó con el gol en propia puerta.

Sus compañeros son conscientes del mal momento que atraviesan los tres futbolistas. Pero lo que les molesta de verdad es que Zidane les deja hacer y deshacer como quieren. No entran en las rotaciones pese a no estar bien y su influencia en las decisiones del míster es constante.

El problema no puede continuar si quieren ganarlo todo esta temporada y algunos jugadores han alzado la voz sobre este asunto.

Malas caras

Futbolistas como Kroos, Modric, Isco o Kovacic no entienden que se les de tantos privilegios. Que campen a sus anchas y hagan lo que quieran, dentro y fuera del campo, y que sin embargo nadie en el cuerpo técnico reacciones. Exigen a su entrenador que tome decisiones cuando debe hacerlo y que lo hagan sin mirar nombres, sino la forma la forma física y los méritos.

Los mensajes llegaron incluso a la parte más alta de la cúpula, allí donde se decide todo. Veremos si el toque llega también a Zidane y reacciona. O se apuesta por los que están mejor o se tirará la Liga.