Las manzanas podridas de Florentino Pérez en el vestuario del Real Madrid 

stop

El presidente blanco quiere desprenderse de tres pesos pesados del equipo

Florentino Pérez hace una llamada definitiva | EFE

24 de septiembre de 2016 (10:07 CET)

Florentino Pérez siempre ha tenido una relación especial con los futbolistas del Real Madrid. Cálida y paternal con unos pocos, y distante y fría con la mayoría. Empresario de éxito, siempre se ha quejado en sus círculos privados de que los jugadores gozan de muchos privilegios y denuncia el excesivo poder que tienen en la institución. Recientemente, el Daily Mail ha destapado un extracto del libro Up Close and Personal de Robert Beasley sobre José Mourinho y su estancia en el Real Madrid. En el mismo, el autor explica que Florentino quería cargarse a cuatro futbolistas: Casillas, Ramos, Pepe y Marcelo. El primero ya no está, pero los otros tres siguen en la entidad.

Mourinho explica que tuvo la posibilidad de regresar al Real Madrid tras el despido de Carlo Ancelotti. El técnico portugués atendió la oferta de Florentino Pérez, pero no quiso hacerle el juego sucio al máximo dirigente. Éste rescindió el contrato de Casillas, pero asumió la continuidad de Ramos, Pepe y Marcelo. En el caso del defensa andaluz, el héroe de la Décima, incluso acabó mejorándole el contrato.

Las confesiones de Mourinho ratifican algunos problemas internos del Real Madrid. El presidente está muy molesto con Ramos desde que renovó su contrato. También mantiene una relación muy tirante con Marcelo y más oscura es su relación con Pepe, un futbolista de quien se dice que es el topo de Florentino en el vestuario.

Mourinho, curiosamente, tuvo problemas con muchos jugadores del Real Madrid. Entre ellos, Cristiano Ronaldo. El presidente del Real Madrid puso en venta al delantero portugués hace un año, pero finalmente reculó por temor a una reacción adversa de la afición.

Zinedine Zidane, el actual entrenador, es mucho más dócil que Mourinho, pero el técnico francés también ha respetado las jerarquías del vestuario madridista. A Florentino le gustaría que fuera mucho más valiente con los pesos pesados.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad