Las cinco patatas calientes de Zidane en el vestuario del Real Madrid

stop

Las presiones de los cracks blancos incomodan al entrenador

El vestuario de Zidane es un polvorín | EFE

30 de diciembre de 2016 (18:35 CET)

Mucha presión. Zinedine Zidane ha dado minutos y oportunidades a casi todos sus jugadores en el primer tramo de la temporada. Ahora, se acabó lo que se daba.

El entrenador blanco no podrá seguir rotando como hasta ahora. Simplemente espera que la Copa del Rey se alargue lo máximo posible para que los menos habituales puedan desfogarse.

El Real Madrid se medirá a un rival duro de roer: el Sevilla. Y en ese encuentro entrarán en juego algunos futbolistas que no suelen ser titulares.

Pero ni con esas. Zidane tiene cinco patatas calientes en el vestuario del Real Madrid y sabe que alguna de ellas está que echa humo.

Más fuera que dentro

La primera en estos momentos es relativa a la situación de Pepe. El defensa blanco se ha puesto serio y todo indica que marchará a final de temporada. Zidane tuvo sus más y sus menos con él, pero intentará darle minutos si se los merece.

También se ha tornado compleja la situación con Isco Alarcón. El centrocampista, como Pepe, no va camino de renovar su contrato. Si no lo hace, puede ser uno de los castigados por Zidane. Florentino Pérez sondea venderlo en verano.

Luego está James Rodríguez. Un jugador ninguneado por Zidane con el que ahora mejoran las cosas. Quieren revalorizarlo para venderlo en julio.

Danilo es otro de los que está en el punto de mira. En los últimos meses su rendimiento ha caído en picado y Zidane sufre porque es el único relevo de "garantías" tanto para Marcelo como para Dani Carvajal. Fabio Coentrao no cuenta para nada.

La patata quemada

Por último, está el caso que afecta a Álvaro Morata. El delantero madrileño, fichado por 30 millones, no cuenta con los minutos que vino a buscar y va perdiendo la paciencia.

Es sabido que Zidane tiene fe ciega en Karim Benzema, pero el francés no arranca. Morata marca un gol cada 70 minutos y Benzema cada 100.

El delantero de la casa, formado en La Fábrica, no entiende que Benzema siempre le pase por delante cuando los resultados le avalan a él. Paciencia. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad