Las bolas calientes fueron las de Cristiano

stop

El 'crack' portugués marca un 'hat-trick' al Wolfsburgo para meter al Madrid en las semifinales de la Champions por sexto año consecutivo

Seis semifinales de Champions para el Real Madrid | JCP

13 de abril de 2016 (12:53 CET)

"Criticamos, criticamos, criticamos, pero siempre estoy ahí", decía sonriendo Cristiano Ronaldo después de dinamitar al Wolfsburgo (3-0) con un hat-trick, el trigésimo séptimo desde que viste la elástica blanca, que mete al Madrid de hoz y coz en el sorteo de Nyon, Suiza, del próximo viernes (11:30 horas).

El equipo de Zinedine Zidane jugará por sexta vez consecutiva las semifinales de la Champions League, igualando la marca que tenía el FC Barcelona desde la temporada 2007-08 (Schalke 04) a la 2012-13 (PSG). El Atlético de Madrid apeó a los azulgrana en cuartos de final de la edición 2013-14, la de la Décima, que fue a parar a las vitrinas del Santiago Bernabéu. Hasta ahora, la mejor racha madridista databa de las temporadas 1955-56 a la 1959-60, las de los primeros cinco títulos europeos. Las víctimas fueron el AC Milan, el United, el Vasas de Budapest, el Atleti y el Barça. Y todo empezó con Mourinho.

"Marciano Ronaldo"

Las bolas calientes, una vez más, fueron las de Cristiano Ronaldo como refleja hoy unánimemente la prensa internacional. "Remontada. Firmado, Ronaldo", titula L'Équipe. "Marciano Ronaldo", resalta La Gazzetta dello Sport. "1, 2, 3, Ronaldo. Los goles del gigante Cristiano destrozaron el sueño del Wolfsburgo", subraya Bild, en Alemania. Y en el Reino Unido, el tabloide Daily Mail, tras calificar el "show" futbolístico del artillero de Funchal de "extraordinario, recuerda que "Cristiano los marca cuando importa". Para el portugués A Bola, fue una "noche mágica" del Bicho.

Zizou alineó al mismo equipo del Camp Nou (1-2). Por segunda vez esta temporada. En Alemania, Carvajal fue el único sacrificado respecto al once que puso patas arriba el Clásico. Su plaza la ocupó el brasileño Danilo, quien, frente al Eibar, el pasado sábado, fue objeto de una sonora pitada en Chamartín cuando salió a escena (por Carvajal) por su desastrosa actuación en Wolfsburgo. Draxler atormentó al brasileño en el partido de ida hasta convertirlo en una caricatura de futbolista. Después de ocho meses y mil y una vicisitudes del equipo madridista, Zidane ha dado con el equipo titular del Real Madrid, con los once hombres que intentarán asaltar la Undécima en Milan el próximo 28 de mayo y, en España, el título de Liga… con el permiso del Barcelona y Atlético de Madrid.

El once de la Undécima

El equipo tipo del Real Madrid de la temporada 2015-16 que será recordado en el futuro es el formado por Keylor Navas, en la portería; Carvajal, Pepe, Ramos y Marcelo, en defensa; un medio centro formado por Casemiro, Kroos y Modric; y arriba, la BBC: Bale, Benzema y Cristiano.

Anoche, el Bernabéu, con una fe ciega en la remontada, volvió a hacer historia. La victoria ante el Wolfsburgo pasa a engrosar la nómina de grandes gestas europeas madridistas como en los años setenta (Derby Country y Celtic de Glasgow) y ochenta (Anderlecht, Borussia Moenchengladbach e Inter de Milán). O más recientemente, ante el Bayern de Múnich. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad