Las 10 'patatas calientes' sobre la mesa de Zidane

stop

El entrenador francés tiene muchos casos por resolver este verano

Zinedine Zidane y Emilio Butragueño en la primera rueda de prensa del francés como entrenador del Real Madrid | EFE

29 de junio de 2016 (20:26 CET)

Zinedine Zidane tiene que hacer limpieza en el Real Madrid. El entrenador del club blanco tiene confianza absoluta de Florentino Perez tras ganar la Undécima Champions y podrá hacer y deshacer sin excesivos problemas durante el mercado de verano para confeccionar su nueva plantilla. De los 22 expedientes abiertos que tiene sobre su mesa hay 10 casos que corren especial urgencia.

Zizou tiene que decidir cuanto antes qué hacer con Álvaro Morata, delantero por el que el Madrid ejercerá su opción de recompra pactada con la Juventus por 30 millones de euros. Lo más normal es que lo fichen para venderlo a la Premier League, ya que en el Madrid no sería titular.

Mateo Kovacic es uno de los jugadores que parecen tener los días contados con Zidane. El futbolista croata no lo ha hecho mal cuando ha tenido oportunidades y tiene a su comptariota Modric como referente y maestro. Sin embargo, es un futbolista por el que el Madrid puede ingresar algo de dinero para invertir en otras operaciones. Además, es herencia de Rafa Benítez.

Precisamente el otro compañero de Modric, Toni Kroos, también está en la terna de señalados. Zidane debe decidir si el alemán entra en alguna operación de traspaso para que el francés Paul Pogba pueda recalar en el club blanco. Zidane tiene confianza plena en el alemán.

Más crudo lo tiene James Rodríguez, uno de los pocos jugadores que ha logrado sacar la peor cara de Zidane por sus constantes faltas de disciplina y desinterés en los entrenamientos. El colombiano tiene varias opciones de futuro: Manchester United, Juventus y PSG.

También en el centro del campo Zidane tiene otro problema por resolver, el que le supone Isco Alarcón. Un jugador con un cierto cartel internacional pero que, al no haber disputado la Eurocopa, queda ligeramente devaluado. Sería difícil que tenga un rol titular en el Madrid.

Karim Benzema, una de las niñas bonitas de Zidane, podría no tener garantizada su conitnuidad en el Real Madrid. Florentino Pérez estaba molesto por algunos escándalos extradeportivos que han tenido al francés como protagonista, especialmente el del vídeo sexual de su compañero en Francia Valbuena. Pero Zidane no quiere perderlo.

Otro delantero con menos peso en el equipo es Jesé Rodríguez. El canario tiene los días contados en el Real Madrid, al menos de momento. El club trabaja para colocarlo cedido o traspasado con opción de recompra en otro club, preferiblemente español o de la Premier.

En cambio, uno que puede tener el regreso a casa asegurado es Marco Asensio, futboista que ha cumplido con creces en el Espanyol y que podría estar preparado para asumir un rol suplente pero con minutos en el Madrid. Puede jugar de mediocentro, mediapunta e, incluso, de delantero.

Keylor Navas también tiene garantizada la continuidad en el Madrid a ojos de Zidane. Ello implica desestimar la operación David de Gea, que tras el escándalo sexual del caso Torbe no hace especial gracia en la directiva blanca.

Por último, al Madrid le urge decidir como reforzar la posición más defensiva del centro del campo, actualmente encarnada en la figura de Casemiro. Zidane confía en el brasileño pero quiere que tenga competencia. La opción sería recuperar a Lucas Silva, cedido al Olympique de Marsella, pero el técnico no tiene confianza en él y le abrirá las puertas. Su preferido es N'Golo Kanté.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad