La vida loca de Karim Benzema

stop

Los problemas externos y familiares mantienen al delantero del Real Madrid especialmente preocupado

Karim Benzema celebró su 28 cumpleaños a lo grande en Dubai | Cavalli Club

06 de diciembre de 2016 (14:33 CET)

Living la vida loca. Esta frase que da nombre a una famosa canción de Ricky Martín fue también la filosofía de vida de Karim Benzema durante muchos años.

El futbolista del Real Madrid siempre ha sido partidario de hacer lo que le venía en gana; disfrutar del momento y no privarse de nada.

Tantos abusos y excesos cometió que, un buen día, se le giró la tortilla. Los momentos placenteros llevados al límite se volvieron en su contra.

Ahora, ese Living la vida loca se ha quedado vacío, sin la primera parte de la frase. Ahora, simplemente es la vida loca de Benzema.

La ruptura con Chloe

A los problemas que arrastra por sus líos sexuales junto a jugadores de la selección francesa, se han sumado otros asuntos personales.

Los mejores momentos de Karim Benzema en el terreno de juego coincidieron con su etapa de mayor estabilidad personal y amorosa.

El nacimiento de su hija Melia y sus planes de boda con la madre de la niña, Chloe De Launay, tuvieron al futbolista muy centrado.

Sin embargo, su relación con Chloe finalizó. Desde entonces, el francés ha vuelto a ir de flor en flor y se ha visto distanciado de su hija.

Separado de su hija Melia

Esta situación ha afectado al crack del Real Madrid mucho más que el caso de chantaje en el que se vio envuelto con el caso Valbuena.

La familia es algo fundamental para Benzema, que está cabizbajo desde que ha visto limitados sus encuentros con su pequeña Melia.

Siempre pendiente del teléfono, el delantero tiene la cabeza más fuera de los terrenos de juego que dentro, algo que hacía mucho tiempo que no le sucedía.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad