La venganza más bestia de un crack del Real Madrid con Florentino Pérez

stop

El presidente del Real Madrid, molesto con las exigencias de un futbolista

Florentino Pérez hace una llamada definitiva | EFE

24 de noviembre de 2016 (11:37 CET)

La Undécima le saldrá muy cara a Florentino Pérez. También, la metamorfosis de Isco Alarcón, que vuelve a ser una pieza importante en el Real Madrid.

Florentino ha tenido que tirar de talonario para contentar a las estrellas del Real Madrid. El presidente ya ha cerrado las renovaciones de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Luka Modric y Toni Kroos. Ahora negocia con Carvajal y con Isco.

El centrocampista andaluz, en el punto de mira hace apenas un mes, ha recuperado su talante más ambicioso. De ser un suplente habitual para Zidane ha pasado a ser un actor principal en los últimos partidos.

El Real Madrid, que se planteó la venta de Isco en verano por 40 millones de euros, ya negocia la renovación de su contrato. El actual compromiso finaliza el 30 de junio de 2018.

Puntos de fricción

Las negociaciones para prorrogar el contrato de Isco ya han vivido los primeros puntos de fricción entre el Real Madrid y el entorno del futbolista.

El Real Madrid, según fuentes próximas a Florentino Pérez, está dispuesto a pagar seis millones de euros netos por temporada al centrocampista hasta 2022.

Isco, ninguneado durante la pasada temporada, no dará facilidades al Madrid y pide 10 millones para renovar. Quiere ganar lo mismo que Sergio Ramos, el capitán del equipo.

La Juventus y tres clubes ingleses

El futbolista andaluz no tiene prisa en resolver su futuro. Dentro de un año podrá negociar libremente con cualquier club. Sabe, además, que no le faltarán ofertas.

 La Juventus, el Manchester City, el Arsenal y el Chelsea ya han preguntado por Isco, un futbolista muy preciado por su calidad técnica.

El Real Madrid, de momento, ha rechazado la primera propuesta de Isco. Algunas fuentes, sin embargo, niegan que las negociaciones estén rotas. El acuerdo final, que podría demorarse unas semanas, podría alcanzarse por unos ocho millones de euros anuales.