La venganza de James Rodríguez contra el Real Madrid

stop

El futbolista colombiano tiene un as en la manga para devolvérsela a Zidane

James Rodríguez pone contra las cuerdas a Florentino con su última amenaza | EFE

08 de septiembre de 2016 (19:36 CET)

La venganza se sirve en plato frío. James Rodríguez es uno de los jugadores que más deteriorados salieron de la última –y gloriosa– temporada del Real Madrid. Ganaron la undécima Champions de la historia del club, pero el colombiano pasó sin pena ni gloria. De teórica estrella con la titularidad asegurada, a ser habitual en el banquillo. No le ayudaron las juergas nocturnas, los accidentes de coche ni las fugas de la policía.

A pesar de todo, y aunque no contaba con el beneplácito de Zidane para seguir en el equipo, Florentino Pérez exigió que se quedase en el Madrid. No quería dejarlo marchar por cuatro duros y sabía que dos años sin poder fichar –si finalmente se confirmaba la sanción de la FIFA, cosa que acaba de ocurrir– podían convertirlo en necesario.

Esos dos años son el plazo que tiene James para ganarse a Zidane y reconquistar a la afición del Bernabéu. Aunque sus más allegados indican que pueden convertirse en dos años de guerrillas si el jugador no se ve recompensado: James ha empezado a cocer su venganza.

Las peticiones de James

Y la venganza de James no será otra que presionar a través de Jorge Mendes para que el Madrid asuma todas sus pretensiones. Esto es, un rol mucho más protagonista que hasta ahora –si no se gana la titularidad, quiere ser el primer cambio– y un notable aumento salarial. Cobra seis millones brutos y no aceptará menos de 10 millones.

En caso de que ni Zidane ni Florentino estén por la labor de complacer al centrocampista de 25 años, Mendes empezará a buscar equipos. Y no tendrán reparos en hacer lo que haga falta para forzar su salida. Esta podría llegar en enero de 2017 si las cosas no van bien. Pero, muy especialmente, el próximo verano. Lo que para Florentino podría no ser tan grave en lo deportivo, pero si en lo económico.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad