La traición de Isco al Real Madrid y la puñalada despiadada de Zidane

stop

Florentino Pérez pone la cruz al futbolista malagueño

La amenaza de Isco que enfrenta a Florentino Pérez y a Zinedine Zidane | EFE

08 de abril de 2017 (15:55 CET)

Isco Alarcón está en el punto de mira del Real Madrid. Señalado, la historia del futbolista malagueño con el club blanco tiene todos los ingredientes para terminar como el rosario de la aurora.

El internacional español fue sorprendido perpetrando una nueva traición contra el Madrid que traerá cola. Florentino Pérez lo ha puesto en la lista negra.

La broma se le fue de las manos. Isco se tomó una foto con unos buenos amigos suyos en la que se coló un invitado muy especial: una bolsa de patatas del Barça.

La imagen, publicada en las redes sociales, alimentaba los rumores sobre la traición de Isco, que ha iniciado contactos con la cúpula del club azulgrana.

Posteriormente, Isco eliminó la citada instantánea de su cuenta de Instagram y publicó una nueva sin la bolsa de la discordia.

Demasiado tarde. Las redes sociales ya hervían por la traición de Isco. Hasta el punto de que el jugador dio la cara: "¡Que no me voy al Barça pesados! Con la foto quería decir que nos los vamos a comer con patatas".

"Por cierto, ni las he probado. Han sido mis amigos para meterme caña", dijo tratando de arreglarlo. No hizo sino cernir más sombras sobre el asunto.

¿Caña por qué?, se preguntará más de uno. Quizás, por aguantar un rol secundario después de estar firmando una temporada escandalosamente buena.

El castigo de Zizou

Hasta el propio Cholo Simeone dijo en la previa del derbi que se imaginaba al andaluz de inicio: "Me imagino que jugará Isco y tendrán más posesión que con Casemiro".

Nada más lejos de la realidad. La puñalada de Zidane estaba preparada. Ni jugó de inicio contra el Leganés, ni lo hizo contra el Atlético de Madrid.

El entrenador francés volvió a dejar a Isco sentado para apostar por el once de las grandes citas: Navas, Ramos, Pepe, Carvajal, Marcelo, Casemiro, Modric, Kroos, Cristiano, Benzema y Bale. Tal y como anticipó Diario Gol.

El malagueño quedó relegado a la suplencia y pagó cara la broma de la bolsa de patatas. Aunque dispuso de algunos minutos en el segundo tiempo, su situación en el club es cada vez más complicada.