La tomadura de pelo más bestia a Florentino Pérez en el Real Madrid ("Tiene prohibido hablar del tema")

stop

El dirigente fue víctima de uno de los engaños más grandes del planeta fútbol

Florentino Pérez no deja de coleccionar chapuzas en su segunda etapa en el Real Madrid | EFE

01 de febrero de 2017 (10:25 CET)

¿Se acuerdan de Lucas Silva? A muchos les sorprendió al cierre del mercado invernal de fichajes cuando saltó la noticia de que el centrocampista se marchaba cedido al Cruzeiro. El club de origen del que el Real Madrid lo fichó.

El líder de la Liga peinó el mercado en 2015 en busca de un centrocampista que en el futuro marcara las diferencias. Un mediocentro capaz de manejar el equipo. Que fuera el epicentro del grupo.

La gran promesa

"Le vamos a traer al nuevo Busquets", le dijeron los responsables a Florentino Pérez. 14 millones de euros después Lucas Silva llegó al Santiago Bernabéu en lo que fue uno de los mayores engaños de la historia del fútbol.

Nunca encajó. Tan solo jugó nueve partidos en su primera temporada. El club decidió que lo mejor era cederlo y que se fogueara lejos de la capital.

El Olympique de Marsella lo acogió como cedido durante la pasada temporada. El brasileño disputó 33 partidos y los blancos creyeron que era el momento de traerlo de vuelta.

Sin embargo este curso no le ha ido mucho mejor. El mediocentro no tenido ni un minuto. Nunca contó para Zinedine Zidane.  Lo que le ha llevado a abandonar la entidad madridista de nuevo.

Vuelta a casa

El Cuzeiro es el único que le abrió las puertas. El club del que salió lo repesca para lo que queda de temporada.  El jugador estará en Brasil hasta el final de la misma y posteriormente ambos clubes hablarán sobre su futuro.

Muchos fueron los sorprendidos con la noticia, pues la mayoría ni se acordaba que Silva formaba parte del Madrid.

Otros no querían acordarse. Es el caso de Florentino. El presidente todavía tiene la espina clavada de uno de los ridículos más grandes que ha protagonizado con un fichaje.

Asunto vetado

Lo que ve el dirigente es que el Cruzeiro le sopló al Madrid 14 millones de euros por un jugador que vuelve a tener en sus filas. No quiere ni oír hablar del tema. Está prohibido sacar a conversación el asunto Lucas Silva. Su deseo hubiera sido sacárselo definitivamente de encima, pero tampoco existe ningún equipo dispuesto a hacerse cargo. Ni del traspaso ni del jugador.

En junio volverá a Concha Espina. Veremos entonces que ocurre con Lucas. Lo que sí es seguro es que en el Madrid no seguirá.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad