La teoría en el vestuario del Real Madrid sobre el Depor-Barça

stop

La facilidad con la que el equipo azulgrana de deshizo del coruñés levanta sospechas

Bartra, perseguido por Sidnei en el 0-7

21 de abril de 2016 (11:18 CET)

El Real Madrid sigue a un punto de los líderes tras la complicada jornada intersemanal. La difícil victoria de los hombres de Zinedine Zidane ante el Villarreal (3-0) contrasta con las facilidades que tuvo el Barça en su visita a Riazor (0-8). La plantilla blanca no duda de que el Depor le debía una al cuadro azulgrana y se la devolvió a noche.

El sospechoso empate que consiguió el Deportivo en el Camp Nou en la última jornada de la pasada Liga, tras remontar un 2-0, sirvió a los gallegos para seguir un año más en Primera. Los hombres de Luis Enrique ya tenían el título en el bolsillo y levantaron el pie del acelerador en la segunda mitad. Este curso, el Depor ha hecho los deberes con antelación y se ha permitido el lujo de recibir una goleada blaugrana. Un resultado que levanta sospechas.

Todos eran conscientes en Madrid de que, en caso de duda, el Deportivo levantaría el pie. El Barça pronto decantó el partido, a pesar de que los hombres de Del Amo pusieron en aprietos a Claudio Bravo en la primera media hora. En la segunda parte, todo cambió. Y en el vestuario madridista sorprende especialmente la facilidad con la que Marc Bartra consiguió el 0-7. El zaguero recuperó el balón en el centro del campo y, como Moisés con el Mar Rojo, abrió a los deportivistas en canal. Parecía que nadie se quería acercar a él. Todos se apartaban. Todo sigue igual.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad