La reunión secreta de Florentino Pérez por Harry Kane deja una bomba

stop

El presidente del Real Madrid ofrece un crack de Zidane en el fichaje de Kane

17 de octubre de 2017 (20:04 CET)

Cartas sobre la mesa. Florentino Pérez no se anda con milongas. A la que tuvo a los capitostes del Tottenham cara a cara les hincó el diente.

La prioridad absoluta del Real Madrid para reforzar el ataque blanco el próximo curso es Harry Kane. El delantero inglés de los ‘spurs’ es la primera opción para la remodelar al punta de lanza de la BBC y Pérez así se lo ha hecho saber a los dirigentes desplazados al Santiago Bernabéu.

Aunque no marcó en Chamartín, dejó buenas sensaciones sobre el césped. Su presión en el área blanca propició el gol en propia de Rafa Varane que avanzó al Tottenham. Más tarde, empató Cristiano Ronaldo de penalti para sellar el resultado final (1-1). 

Mientras Cristiano mostraba su desesperación habitual, Kane estaba ultra motivado y muy participativo. Mucho más que Benzema, jugador que fue sacrificado por Zidane en la segunda parte para dar entrada a un castigado Marco Asensio, que se quedó fuera del once inicial. 

Florentino va de cara: el máximo mandatario del Real pone las cartas sobre la mesa. El ‘presi’ blanco está dispuesto a echar el resto por un jugador joven -24 años- con recorrido, que asegura calidad/gol a largo plazo en el Madrid.

El dinero, avisa, no será el problema, pero Pérez, esta vez, ofrece más que millones de euros.

El mandatario pone sobre la mesa el nombre de uno de los deseados de Pochettino en caso de fuga de Kane: Karim Benzema.

Con Gareth Bale negándose a entrar en el entente –el galés no quiere regresar al club que lo vio crecer como un perdedor-, Florentino busca matar dos pájaros de un tiro y coloca el nombre de Karim sobre la mesa.

Una propuesta que podría firmar un cambio de cromos sonado pero que, de entrada, cuenta con un ‘pero’ que puede ser insalvable: Benzema no quiere saber nada de un equipo menor como el Tottenham.

El francés, renovado para ser vendido por una cifra mayor este verano, avisa: sólo abandonará el Real Madrid para ir a una entidad igual o de mayor caché. Y no menos importante: no está dispuesto a perder un solo euro con el cambio.