La reacción de Leo Messi a la Duodécima Champions del Real Madrid (y al Balón de Oro de Cristiano Ronaldo)

stop

El conjunto de Zinedine Zidane conquista el Doblete de Oro

La reacción de Leo Messi a la Duodécima Champions del Real Madrid (y al Balón de Oro de Cristiano Ronaldo)

03 de junio de 2017 (22:46 CET)

Campeones. Por segundo año consecutivo, el Real Madrid se ha proclamado rey de Europa. El conjunto de Zinedine Zidane ha mostrado su mejor versión en Cardiff y ha conseguido vencer con solvencia a una Juventus de Turín que ha ido de más a menos. La Duodécima ya está camino al Santiago Bernabéu.

Con Cristiano Ronaldo tirando del carro de principio a fin, el cuadro madridista apenas ha pasado apuros. De hecho, el crack portugués ha abierto la lata goleadora en la primera parte. Cierto es que los italianos han conseguido igualar el marcador, aunque la segunda mitad se ha teñido totalmente de blanco.

CR7 ha sido el líder del equipo. El de Madeira sabe lo que es jugar este tipo de partidos, por lo que se ha vestido de gala y ha demostrado su mejor versión. Cris ha firmado un partido de lo más completo, por lo que las ilusiones del equipo de Allegri han quedado en papel mojado en cuestión de minutos.

Con esta victoria en la Champions, el conjunto blanco ha demostrado que el estado de gracia es total. Tanto los titulares como los suplentes han estado a la altura. Contundentes en defensa y muy activos en ataque, Zidane ha dado en la tecla del éxito. Isco Alarcón ha sido titular y Gareth Bale ha salido en la recta final. Un acierto.

Y es que en este último duelo de titanes, el Madrid ha dejado claro que ha firmado una temporada enmarcable. Aunque el conjunto comenzó sin convencer, la realidad es que Zizou ha sabido gestionar a las mil maravillas los egos y ha sacado tajada de una plantilla de lo más completa.

La reacción del líder barcelonista

Este Doblete de Oro deja en evidencia al rival directo. El FC Barcelona ha protagonizado una temporada que ha dejado mucho que desear. Por ello, parece que la reacción de los pesos pesados del vestuario, especialmente de Leo Messi, es más que clara. Deportividad y respeto total.

El crack argentino sabe que con la victoria del Madrid y con el buen papel demostrado por CR7, el Balón de Oro volará al Bernabéu. No hay color. Así pues, la opinión que se respira en el entorno de Messi es clara. No viene de ahora, aunque con este hecho se habrá reforzado.

Messi es consciente de que el equipo madridista les ha superado en todos los sentidos. Mientras que en el Madrid y, en especial, Zidane han sabido gestionar los egos y aprovechar al máximo su plantilla, el Barça ha sido un suspenso total.

Jugar tres competiciones y todo un año con 11 jugadores es inviable, y más si el nivel del equipo titular no es el deseado. Y es que el Barça empezó con un punto menos en el casillero con el fondo de armario. Además, los barcelonistas han estado toda la temporada sin lateral derecho de garantías. Todo ha pasado factura.

Por su parte, el Madrid ha sido todo lo contrario. Un ejemplo de motivación de la plantilla a nivel general. Dosificación, todo el equipo motivado, 22 jugadores, un técnico sin problemas. Ideal.

El equipo ha ido de menos a más y ha acabado poniendo la guinda de oro. Así pues, no hay más que aceptarlo con deportividad, reconocer la victoria y cambiar la dinámica de cara al próximo año.