La rajada de Cristiano Ronaldo sobre Zidane en el palco del Bernabéu

stop

El crack del Real Madrid explotó cuando el Deportivo ganaba por 1-2

Sergio Ramos marca el gol de la victoria contra el Deportivo en el '92 | EFE

10 de diciembre de 2016 (22:58 CET)

Cristiano Ronaldo explotó de rabia este sábado en el palco del Santiago Bernabéu. Aunque su ego se vio reforzado, el portugués se quejó airadamente.

Cristiano se quejó de Zinedine Zidane. Le acusó de confiado. Está demasiado obsesionado con ganar la Liga como para pasarlo por alto.

"Así no se gana una Liga", llegó a decir el luso, que vio el partido desde la grada junto a su nueva novia, Georgina Rodríguez.

Cristiano ya había criticado en la previa la decisión de Zidane de prescindir de los pesos pesados en la convocatoria pensando en el Mundialito de Clubes.

Experimentos arriesgados

El técnico dejó fuera de la lista al propio Cristiano, a Benzema y a Modric, además de que faltaba Gareth Bale por lesión. Marcelo y Lucas Vázquez no fueron titulares.

El Real Madrid salió ante el Deportivo con un equipo plagado de suplentes: Nacho, Danilo, Isco, James, Asensio y Morata. Más Kroos y Casemiro, recientemente salidos de lesiones.

Fue un experimento muy arriesgado, similar al que firmó Luis Enrique en el Camp Nou contra el Alavés. Pero el Madrid tiene a Sergio Ramos, experto en obrar el milagro.

El Real Madrid ganó al Deportivo (3-2), pero lo hizo a la heroica. Empezaron bien, con el gol de Morata ('50), pero Joselu cambió la dinámica con dos goles ('63 y '65).

El de siempre

Zidane movió el banquillo. Dio entrada a Lucas, Marcelo y el joven Mariano. El delantero de la cantera tiene estrella, ya que logró el tanto del empate con el hombro ('84).

Ya en el tiempo de prolongación, apareció el de siempre. El de la Décima y el de la Undécima. El del Mundial de Clubes de 2014. El de la Supercopa de Europa. El del último clásico. Sergio Ramos, otra vez de cabeza ('92).

Cristiano, que ni había celebrado el gol de Morata, se alegró finalmente por la victoria. Pero a su manera. Siendo crítico. Quiere ganar la Liga y no cree en los experimentos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad