La rajada de Cristiano Ronaldo contra Zidane en Las Palmas

stop

El delantero portugués estalla contra el entrenador el día que el Madrid empata en Canarias (2-2)

Cristiano Ronaldo, en Las Palmas / EFE

24 de septiembre de 2016 (22:45 CET)

Máxima tensión. Cristiano Ronaldo ya no es un futbolista intocable en el Real Madrid. Al menos, para Zinedine Zidane. El técnico francés sustituyó al astro portugués a 20 minutos del final después de la rabieta del futbolista en el gol de Benzema. No lo celebró CR7 y el entrenador del Madrid señaló a su estrella. El cambio sacó de quicio al jugador, que estuvo muy desacertado en Canarias. El empate final (2-2) augura una semana muy movida en el Bernabéu.

Muy molesto, Cristiano Ronaldo abandonó el campo de la UD Las Palmas. "No, no, no…", repetía el delantero del Real Madrid. Mientras se retiraba, miró el marcador del estadio. Después dejó su sitio a Lucas Vázquez y saludó a Zidane sin mirar a la cara del técnico. Ya en el banquillo, el portugués se desfogó con un ayudante de Zizou. La tensión podía cortarse con un cuchillo.

Cristiano Ronaldo no podía disimular su enfado. Al acabar el partido, el delantero del Real Madrid se mostró muy crítico y cargó contra Zidane. Ni entendió ni aceptó el cambio. Algunos jugadores intentaron calmarle, pero CR7 no atendía razones. Se sentía maltratado. Traicionado.

Zidane deberá tirar de diplomacia para calmar a Cristiano Ronaldo en las próximas horas. El técnico quiere dosificar este año al futbolista, que la pasada temporada acabó fundido. Ya no es el jugador desequilibrante de otras campañas y quiere darle algunos descansos.

Cristiano Ronaldo, por su parte, quiere jugarlo todo. A muchos jugadores les ha sorprendido las reacciones del portugués en los últimos partidos. Contra el Villarreal se encaró con tres compañeros: Bale, Kovacic y Danilo. En Las Palmas estalló contra Zidane. En una semana, el Madrid ha perdido cuatro puntos y Florentino Pérez sabe que en el vestuario hay muchos egos descontrolados. Falta por ver a quién apoyará ahora el máximo dirigente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad