Ramos no calla: traidor, chivato y vendido (o Florentino tiene un problema) | EFE

La purga de Sergio Ramos en el Real Madrid (o el “o lo echas o lo echo” a Florentino Pérez)

stop

El capitán y su lista de descartes obligados en el club blanco

12 de marzo de 2018 (11:02 CET)

El capitán alza la voz. Sergio Ramos se ha plantado en el despacho de Florentino Pérez y le ha dejado una cosa muy clara: el Real Madrid es un equipo ganador y necesita tener a los mejores jugadores del mundo en su plantilla.

Algo que, según palabras del central, no ocurre actualmente. Ramos es muy consciente que en la zona noble del Santiago Bernabéu están preparando una limpieza de vestuario de cara a la próxima temporada, y la apoya. Es más, la exige.

“O lo echas o lo echo”. Así de contundente se está mostrando el andaluz con Florentino respecto a un buen número de jugadores. En concreto todos aquellos de perfil bajo.

Sergio Ramos no quiere jugadores ‘de relleno’

Ramos quiere un equipo ganador y con hambre de títulos, no jugadores ‘de relleno’ que no aporten competitividad y que vivan su día a día en el banquillo. Jugadores como Borja Mayoral, Marcos Llorente, Jesús Vallejo y Achraf deben salir del club. Para beneficio de todos. Sergio no duda de su calidad y sabe que son jugadores que algún día podrán rendir en un grande como lo es el Madrid, pero ahora no es ese momento.

Necesitan salir cedidos, curtirse, coger minutos y confianza para volver por la puerta grande. Pero de nada sirve tenerlos en la plantilla si no juegan y, lo que es peor, no aprietan a los que ya sí que son titulares.

Y si las ofertas que lleguen son de compra y suponen una buena fuente de ingresos para acometer los multimillonarios fichajes que está preparando Florentino, mejor que mejor.

El capitán se carga a tres cracks

Pero el andaluz ha ido un paso más allá y está pidiendo también la salida de tres pesos pesados de Zinedine Zidane. El primero de ellos es Isco Alarcón. El español, si bien tiene calidad para estar en el Madrid y donde él quiera, ha cavado ya su tumba en el vestuario blanco debido a su actitud pasiva y de confrontación con Zidane.

Por su parte, el capitán también ha pedido la salida de Karim Benzema y Gareth Bale. Sergio da por finalizada su etapa en el Bernabéu, en especial la de un Bale al que ya ve más que desconectado.

El caso de Benzema no es un tema ni de actitud ni de afinidad. Es puro rendimiento. El Real necesita tener a un delantero que marque muchos más goles de los que está marcando Benzema.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad