La puñalada más bestia de un jugador del Real Madrid a Florentino Pérez ("Ya vamos por 15 millones")

stop

El crack se la juega al presidente

Un crack pone contra las cuerdas al Real Madrid y a Florentino Pérez | EFE

29 de marzo de 2017 (13:09 CET)

El negocio del siglo. Florentino Pérez dio el pelotazo con Keylor Navas. El Real Madrid pagó al Levante 10 millones de euros por su traspaso en el 2015. A los pocos días entraba en la 'operación David de Gea', pero el 'maldito' fax impidió que finalmente se concretara el intercambio.

Dentro de lo malo, la jugada le salió bien al presidente. Navas no necesitó muchos partidos para convertirse en uno de los mejores porteros de la Liga. Se convirtió en uno de los jugadores clave de la temporada y sus paradas fueron vitales para la consecución de la Undécima.

Sube y baja como la espuma

El tico llamó la atención de varios grandes de Europa y en el Santiago Bernabéu lo llegaron a tasar en 40 millones de euros.

Los responsables se frotaban las manos. Llegado el momento, el Real podría vender a Keylor a un precio que permitiría al club encontrar un sustituto de garantías. O, al menos, abaratar el traspaso del que quisieron desde el principio: De Gea.

Pero la situación ha cambiado esta temporada. El portero no pudo empezar la campaña con el equipo, después de ser sometido a una operación en el tendón de Aquiles, y a su regreso ya no fue el mismo.

El costarricense ha protagonizado errores graves, que le han costado puntos al equipo de Zinedine Zidane. La presión se lo ha comido.

El plan de Navas

El problema repercute en su valor de mercado. Navas va bajando su valor de mercado. "Ya vamos por 15 millones". Y podría bajar a los 10 iniciales. La preocupación crece entre los mandatarios, que ven que no podrán sacar por su venta lo que esperaban.

Y lo peor para el club: al guardameta la situación le va bien. Novias no le faltan al jugador y sabe que lo que el club de destino se ahorre con su fichaje repercutirá en una prima y una ficha de crack para el cancerbero.

El centroamericano sabe que el Madrid quiere un nuevo portero sí o sí - De Gea y Thibaut Cuortois suenan con mucha fuerza en los despachos blancos-, y que si llega no tendrán otro remedio que venderlo. Ahí, Navas, espera dar el golpe.