La puñalada de Sergio Ramos a un niño mimado de Zidane en el Madrid

stop

El capitán marca terreno en la zaga

La puñalada de Sergio Ramos a un niño mimado de Zidane en el Madrid | EFE

22 de julio de 2017 (10:48 CET)

Sergio Ramos ha insistido persistentemente en la inconveniencia de fichar a otro central para la defensa del Real Madrid.

Zinedine Zidane solicitó a Florentino Pérez la incorporación de un defensor con experiencia contrastada como Leonardo Bonucci o David Alaba mientras Sergio Ramos barría para casa.

El capitán madridista vive más tranquilo sin otro gallo en su corral y prefería competir junto a Raphael Varane, Nacho y Jesús Vallejo. Con el dorsal número tres asignado oficialmente a Vallejo, Ramos parece haber ganado la partida a su entrenador.

El mercado sigue abierto y la situación todavía puede cambiar tras la Supercopa de Europa, pero el sevillano está crecido por su pequeña victoria frente al técnico, y ha decidido subir su apuesta.

El compañero ideal

Ramos prefiere partir de inicio con Nacho antes que con Varane. El francés es un animal en el cruce y tiene una velocidad envidiable, pero también cuenta con sus defectos.

Las continuas lesiones de Varane le restan fiabilidad. Es una incógnita contar con él como segundo central porque sus molestias musculares pueden apartarle del once en el momento más crucial de la temporada.

Además, su falta de regularidad propicia que a veces cometa cantadas un tanto inesperadas en un jugador de su nivel. Nacho, en cambio, conserva su registro impoluto.

El vestuario madridista cree que Nacho podría llegar a ser uno de los mejores centrales del futbol europeo con mayor continuidad. Su polivalencia, su concentración durante los 90 minutos y la capacidad goleadora que ha destapado juegan mucho a su favor.

Ramos tiene claro a quién escogería él si pudiera alinear el once inicial. Sabe que Varane es el ojito derecho de Zidane, pero quiere ganarle otra partida a su entrenador.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad