La puñalada de Florentino Pérez a James Rodríguez (y la venganza del crack Real Madrid)

stop

El caso del colombiano se complica

Florentino Pérez marca las condiciones en la salida de James Rodríguez y el jugador responde | EFE

29 de mayo de 2017 (12:22 CET)

La situación de James Rodríguez en el Real Madrid se complica. Todo apuntaba a que finalmente abandonaría el club de Concha Espina este verano, pero el asunto podría no llegar a buen puerto.

El colombiano lleva meses más fuera que dentro. De hecho, en el último partido disputado en el Santiago Bernabéu esta temporada el 'cafetero' fue sustituido y su reacción fue la propia de un futbolista que sabe que está saboreando los últimos segundos vestido de blanco.

El media punta dio una vuelta sobre sí mismo mientras aplaudía a los aficionados, que le dedicaron la que debía ser la última ovación al sudamericano.  

Tiene la cruz del míster

Su mala relación con Zinedine Zidane y el poco protagonismo que ha tenido este año en el equipo han llevado al centrocampista a tomar la decisión de dejar el Real. Por su parte, el míster y los responsables habían dado el visto bueno a su salida.

Sin embargo, las ofertas que llegan no convencen al club. El Real Madrid pagó 80 millones de euros al Mónaco en el verano del 2014, y en la T4 del Santiago Bernabéu no piensan dejarlo salir por una cifra que no iguale el montante por el que lo compraron al club monegasco.

Las propuestas que llegan a los despachos de Chamartín no superan los 40 'kilos', y Florentino no está dispuesto a perder en la operación.

El órdago de James

Por su parte, James ha reaccionado a este panorama. El '10' merengue no está dispuesto a seguir siendo carne de banquillo una temporada más y ha lanzado un órdago a los mandatarios. Si no tiene minutos, al menos, quiere asegurarse el futuro.

Al colombiano le quedan tres años de contrato y le ha exigido al presidente que si no le deja salir le amplíe el contrato y le ponga una ficha al nivel de lo que le ofrecen sus pretendientes. el Manchester United y el Chelsea son dos de los que han llamado a la puerta con más insistencia. Y no son los únicos.

Si no es así, amenaza con convertirse en un caso Isco a largo plazo. Avisa que si no ceden ante alguna de sus pretensiones se convertirá en un polvorín en el vestuario y terminará dejando al club sin ingresar ni un euro por su traspaso dentro de tres años. La pelota está ahora en el tejado de Florentino Pérez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad